Los pufos del PP lastrarán las cuentas de Oviedo hasta 2028

Ciudadanos acusa al tripartito de dejar sin pagar los créditos y asegura que será la próxima corporación la que tenga que hacerlo. Rubén Rosón replica que el equipo de gobierno ya ha pagado 77 millones de deuda que no ha generado

El Calatrava y Villa Magdalena
El Calatrava y Villa Magdalena

Redacción

Los pufos del gabinismo condicionarán los presupuestos de Oviedo durante la próxima década. Las sentencias de Villa Magdalena y del Calatrava han supuesto un duro golpe al tripartito -Somos, PSOE e IU- , que por segundo año ha tenido que modificar sus planes de inversión para hacer frente a las deudas generadas en mandatos anteriores a su llegada al ayuntamiento. El equipo de gobierno ha obtenido el dinero para pagar con dos créditos concedidos a diez años -el último todavía no está formalizado-, por lo que la previsión es que no se termine de abonar hasta 2028. Ciudadanos reprocha al tripartito que esos préstamos tienen una carencia de dos años y que, según su versión, será la próxima corporación la que realmente pague el pufo. Rubén Rosón, concejal de Economía, asegura que eso no es así y recuerda que ellos ya han pagado 77 millones de la deuda heredada. De ellos, 17 son de Villa Magdalena, afirma.

El Ayuntamiento de Oviedo pidió el año pasado un crédito de 32 millones para pagar Villa Magdalena. Se trata de un préstamo a diez años y, según explica Rosón, los intereses no llegan al 0,78%. Para pagar Calatrava, solicitará otro crédito que, aunque no está formalizado todavía, rondará los 30 millones y también se terminará en 2028. A ellos hay que añadir otro concedido en 2016 por una cantidad de 10 millones y que se destinó a inversiones. Esto, sumado a todos los préstamos que vienen de atrás, hacen que, por ejemplo, el ayuntamiento tenga que pagar este años 6,7 millones de deuda, cantidad que se duplica hasta los 12,4 millones en 2021. En 2028 previsto el pago de 3,7 millones.

El cuadro del estado de la deuda es una foto fija que no tiene en cuenta variables, por lo que pueden producirse cambios. De hecho, la Ley Montoro obliga a destinar los remanentes de tesorería al pago de deuda, por lo que, salvo modificación de la normativa, esos pufos se terminarán de pagar antes de lo esperado.

Créditos con dos años de carencia

El portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, Luis Pacho, después de analizar el estado de la deuda de 2018, sostiene que «el tripartito está endeudando de manera injustificada a todos los ciudadanos y dejando más pufos para los que vengan detrás, al optar por el pago de créditos con dos años de carencia para afrontar la deuda heredada por Villa Magdalena y ahora el Calatrava».

Pacho afirma que el incremento del endeudamiento del ayuntamiento en los actuales presupuestos municipales se traduce en que «en dos años se va a duplicar lo que tenemos que pagar por la deuda», por lo que asegura que en ese periodo los ovetenses «pagaremos el doble de deuda que pagamos ahora y además, para nada, para alardear de unas inversiones que después no se llevan a cabo, haciendo un repaso de los mínimos históricos que ha alcanzado el gobierno en ejecuciones de inversión y obras en el último año y en este primer trimestre». En su opinión, no está justificado «este endeudamiento sinsentido ni la forma en que se ha decidido pagar esa deuda, con carencias de dos años. Sólo están generando nuevos pufos para esta ciudad», asevera el portavoz.

77 millones de deuda pagada

Rubén Rosón replica con contundencia a Ciudadanos y asegura que eso «no funciona así». El edil explica que «pedir un crédito a diez años con carencia de dos años no quiere decir que no paguemos la deuda». De hecho, afirma que ya han pagado 17 del préstamos de 32 de Villa Magdalena. «Claro que pagamos», añade el concejal, quien detalla que «entre lo amortizado de manera adelantada, lo que nos tocaba pagar por lo de antes de llegar al ayuntamiento y las cuotas de nuestros créditos -Villa Magdalena y el 10 millones de 2016 para inversiones- ya pagamos 77 millones de deuda que no generamos».

Rosón recuerda que la Ley Montoro obliga a destinar el remanente al pago de deuda, por lo que tiene claro que «esos créditos se van a pagar antes de lo se contempla en el estado actual de la deuda». Por último, recuerda que «estamos saneando el ayuntamiento, no recortamos en servicios sociales, de hecho estamos haciendo un gasto histórico en esa partida, y pagamos los pufos de forma adelantada».

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

Los pufos del PP lastrarán las cuentas de Oviedo hasta 2028