Un grupo de militantes promueve que Gabino De Lorenzo sea de nuevo candidato en Oviedo

Los populares barajan varios nombres para encabezar el cartel electoral en la capital después de descartar a Agustín Iglesias Caunedo

.El delegado del Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo (c), durante su intervención en el cuartel de la Guardia Civil de Oviedo donde se celebró la Festividad de El Pilar, patrona del Instituto Armado.
El delegado del Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo (c), durante su intervención en el cuartel de la Guardia Civil de Oviedo donde se celebró la Festividad de El Pilar, patrona del Instituto Armado.

Redaccion

La noche del 22 al 23 de marzo, Gabino de Lorenzo presentaba su dimisión como delegado del Gobierno en Asturias. Por sorpresa y sin más explicación que «setenta y cinco años es una buena edad para la jubilación y yo los he cumplido hace unos días». Despidiéndose del presidente del Gobierno como «jubilado y leal amigo», parecía dejar pocas dudas de que la misiva de renuncia era un punto y final definitivo a una larguísima carrera política marcada por el prolongado mandato como alcalde de Oviedo durante dos décadas y después de haber mantenido en su final un sordo pero recurrente enfrentamiento con la actual presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández. Pero para otros se trata sólo de un un punto y aparte, sólo un paso atrás para coger más impulso. Hay un grupo de militantes en la agrupación local del PP de Oviedo que vería con bueno ojos que Gabino De Lorenzo regresara una vez más como cabeza de cartel de la lista de los conservadores en las próximas elecciones municipales de 2019.

Quedó descartado que el próximo candidato popular a la alcaldía de Oviedo vaya a ser el actual. Agustín Iglesias Caunedo, cercado por su imputación en el caso Pokemon y también enfrentado en los últimos tiempos con la presidenta del partido en Asturias. Después de amagar con una revuelta, Caunedo cedió a la presión tras ser informado directamente desde la dirección nacional de que él no encabezaría la lista. En sus declaraciones públicas manifestó su respaldo explícito a que Mercedes Fernández llegue a ser la presidenta de Asturias después de los comicios y también apeló a la necesidad de afrontar con unidad interna el proceso electoral; pero también tuvo elogios y una exigencia de respeto a la figura de De Lorenzo y señaló que el exalcalde y exdelegado del Gobierno, aunque jubilado, «es un activo, y si alguien no es consciente de ello, no sólo se equivoca, sino que pone en riesgo la organización». Además añadió que todavía tiene futuro y «a partir de ahí tiene que ser él mismo el que decida a qué dedica su tiempo».

La palabras podrían interpretarse como una llamada a disfrutar del descanso fuera de la actividad política, pero para otros ha sido suficientes para mantener la expectativa de un posible regreso de Gabino de Lorenzo a la candidatura municipal.

Lo cierto es que, de momento, la presidenta del PP guarda todos sus ases en la manga y no cesa de repetir que ninguna de las candidaturas municipales, ni entre los principales núcleos urbanos de Asturias, ni tampoco la misma candidatura autonómica, están decididas todavía. Nadie duda de que será la propia Mercedes Fernández quien poca cara al cartel del PP para la presidencia del Principado, Cherines se impuso con gran autoridad en el último congreso regional con un masivo respaldo en el recién estrenado sistema de doble vuelta, primero con el sufragio directo de los militantes y luego con el refrendo de los compromisario. Su revalidación, en la que venció a una única candidatura alternativa liderada por la avilesina Carmen Maniega, le sirvió también para fortalecer su control de las tres principales agrupaciones locales. 

Después de una turbulenta etapa de congresos en Gijón, con censos anulados en los tribunales después de que se probara que habían votado hasta los muertos, Mercedes Fernández afianzó su posicionamiento en la villa de Jovellanos y la retirada de De Lorenzo de la Delegación del Gobierno le sirvió para plantear que su sustituto fuera Mariano Marín, que es fiel a la presidenta. El descalabro de Maniega en el cónclave interno, la imposición de una gestora dirigida por Pedro de Rueda que mantuvo un férreo control de las cuentas locales del partido y el anuncio hace apenas unos días de que los concejales que dejaron el partido y se mantienen como no adscritos, concurrirán en 2019 con otra denominación, le ha dejado vía libre para apaciguar también la villa del Adelantado de la Florida.

La agrupación local del PP de Oviedo ha sido también un avispero para la dirección regional, especialmente desde que Caunedo  fuera imputado por la jueza Pilar de Lara del Juzgado número 1 de Lugo, que investiga las ramificaciones en la trama del agua del caso Pokemon, el nombre del exalcalde apareció en un informe de Vigilancia Aduanera que recoge pagos realizados por Aquagest y Asturagua, del grupo Aguas de Barcelona (Agbar), a diferentes autoridades políticas y funcionarios que ascienden a 178.705 euros. A lo largo de los últimos meses, Mercedes Fernández respondía con un insistente «su situación personal es muy delicada» a la pregunta de si Caunedo podría repetir como candidato en Oviedo en esas condiciones. Fue a finales de enero cuando el vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, de visita en Asturias, señaló «yo no lo recomendaría» a la pregunta directa de si apoyaría que Caunedo repitiera. Maroto resaltó además la importancia de que el partido presentese a un candidato «limpio y transparente» a las elecciones y añadió que «a veces no sólo vale con serlo, sino con parecerlo».

Se ha llegado a especular también con que finalmente la elegida fuera una mujer, la diputada nacional Susana López Ares y el propio secretario general del PP asturiano, Luis Venta, la contó entre los miembros del «banquillo» que podrían estar disponibles si fuera necesario. Pero también apuntó a Ramón Cañal (diputado en el Congreso y que fue vicepresidente del Gobierno de Asturias con Sergio Marqués) y José Agustín Cuervas Mons, ahora diputado en la Junta General  que fue concejal de Urbanismo en la capital. También han sonado como posibles Iván de Santiago (que también fue ya concejal en Oviedo con De Lorenzo como alcalde) o el senador Mario Arias.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Un grupo de militantes promueve que Gabino De Lorenzo sea de nuevo candidato en Oviedo