¿Es el Oviedo nocturno seguro para las mujeres?

Un colectivo de arquitectos organiza un paseo en Pumarín para detectar los puntos conflictivos. La actividad está amparada por el colectivo canadiense Jane's Walk

El cartel promocional del primer Paseo de Jane en Asturias
El cartel promocional del primer Paseo de Jane en Asturias

Redacción

El urbanismo tiene género. Las ciudades están organizadas en función de su uso y eso determina también un sesgo. Los barrios residenciales eran normalmente espacios pensados para las mujeres y sus hijos. Las zonas industriales estaban concebidas para los hombres. Esta idea tan simple sirve para ejemplificar la multitud de factores que es necesario tener en cuenta a la hora de planificar nuevas zonas en expansión. ¿Pero qué hacer con todos esos espacios que ya habitamos y que quizá están concebidos de manera hostil? Una alternativa consiste en adaptarlos y mejorarlos. Eso es lo que pretenden los Paseos de Jane (Jane´s Walk), una actividad nacida en Canadá y extendida por todo el mundo que, por primera vez, desembarcan en Oviedo. El próximo 25 de mayo se organizará un paseo nocturno por el barrio de Pumarín para identificar los puntos sensibles para la seguridad de las mujeres. La idea es sacar fotos, geolocalizarlos, explicarlas las razones por las que son conflictivos y facilitar la información al ayuntamiento. La actividad es gratuita, previa inscripción, y estarán guiados por la arquitecta Sonia Puente Landázuri, que tenderá una mano profesional al resto de los voluntarios.

¿Quién es Jane? Jane Jacobs fue una divulgadora científica, teórica del urbanismo y activista sociopolítica canadiense, nacida en Estados Unidos, que falleció en 2006. Su obra de referencia se titula Muerte y Vida de las grandes ciudades, publicada en el año 1961. Este libro es el fruto de tres años de investigaciones en el campo del diseño urbano para tratar de mejorar la organización de las urbes, dotándolas de un valor cultural y humano. En sus páginas acuñó términos que siguen vigentes, como el capital social. Sigue siendo un trabajo de referencia.

¿Qué son los Paseos de Jane? Es un movimiento social internacional creado en Canadá un año después de la muerte la urbanista que promueve la reflexión sobre el tipo de ciudades en las que vivimos y en las que nos gustaría vivir, tomando como referencia Muerte y vida de las grandes ciudades. En estos paseos se realiza una revisión crítica del urbanismo pero también positiva, ya que se proponen planes de mejora desde diferentes puntos de vista. Se analiza desde la dispersión a la inseguridad, el transporte, la destrucción del tejo de barrio, el uso de los espacios públicos,... Se organiza en recorridos a pie gratuitos, abiertos a todos los ciudadanos, que siempre cuentan con la asesoría de profesionales. Ya se han organizado en ciudades de todo el mundo, de Nueva York a Sydney, pasando por Buenos Aires, Oslo o Dublín. En España se han organizado actividades en Algeciras, Marbella, Palma de Mallorca o Burgos. Para llevar el nombre de Jane's Walk debe contar con la autorización expresa de la matriz, ubicada en Toronto.

¿Quién organiza en Oviedo? El colectivo que cuenta con el permiso en Oviedo se llama Comunica: Ciudad, un colectivo ligado a la arquitectura y vinculado a la participación ciudadana. Miguel Couto uno de sus integrantes explica que cuentan con el visto bueno desde hace varios años y no solo para Oviedo sino también para Gijón y Avilés. Sin embargo, al ser un colectivo sin ánimo de lucro, la apretada agenda profesional de sus asociados ha impedido lanzar los paseos hasta este 2018. La fecha siempre coincide con el mes de mayo, aprovechando el mes en el que se reivindica la igualdad de género en todo el mundo. La idea es seguir creciendo en próximas ediciones. «Es algo que hemos madurado mucho», reconoce Couto.

El primer paseo. El primer paseo, previa inscripción gratuita en la web, será el próximo viernes, 25 de mayo, a las nueve de las noche. El punto de partida será la calle Picasso. La iniciativa ya cuenta con una quincena de participantes. El tema elegido ha sido la seguridad debido a la gran conciencia social que hay en la actualidad con este tema. La idea es conseguir una mirada distinta con la ayuda de Sonia Puente Landázuri como speaker. Geolocalizarán los puntos, sacarán fotos y pasarán el resultado del trabajo al Ayuntamiento de Oviedo para que lo utilice como herramienta de trabajo para mejorar el barrio por las noches. También lo colgarán en internet e invitarán a los vecinos a que realicen sus aportaciones. Cada reseña tendrá que ser validada previamente por los profesionales de Comunica: Ciudad para garantizar el rigor de todas las entradas. Couto explica que como se hacen rutas turísticas o culturales también se pueden desde un punto de vista urbanístico.

¿Qué es un punto sensible para la seguridad? «Eso es algo que tendrán que determinar los participantes», responde este profesional. No es lo mismo los recorridos nocturnos que los diurnos. Una misma persona puede ver un mismo espacio con ojos diferentes. Así que eso es lo que harán. «La idea pasear y detectar todos esos sitios que pueden ser peligrosos. Ver dónde se puede sentir desasosiego, miedo o una sensación extraña y por qué. Porque está mal iluminada, porque está alejada,... Por cualquier razón», razona Couto. Tiene una perspectiva de género pero la inseguridad también puede ser para los hombres. 

Los objetivos. El objetivo final es triple. Ayudar a la Administración a mejorar la ciudad, fomentar la participación ciudadana y también conseguir un urbanismo más humano y facilitador de la vida 

  

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

¿Es el Oviedo nocturno seguro para las mujeres?