Redacción

Todo listo para el Martes de Campo. El Heraldo a caballo, interpretado por el jinete Omar Alonso, recorrió el centro de Oviedo en dirección al ayuntamiento, donde pidió permiso al alcalde para celebrar la fiesta. Wenceslao López dio el visto bueno, así que mañana, martes, se repartirán un total de 4.000 bollos entre socios y cofrades. 200 piezas se distribuirán en la cocina económica.

El presidente de la Sociedad Protectora de La Balesquida, José Antonio Alonso, ha recordado que al reparto está invitada la corporación local del Ayuntamiento de Oviedo, en una jornada que incluirá la alborada musical, el festival de la canción asturiana XIII Memorial Ángel Martínez Suárez, y la romería popular en el paseo del Bombé. Alonso ha destacado la potenciación de la cabalgata del Heraldo, ya que considera que es una forma de que la ciudad viva La Balesquida. Una vez conseguido el permiso del alcalde, se celebró una exhibición de cetrería y malabarismo en la plaza de la Catedral. Hasta el 27 de mayo, se puede visitar una exposición de la colección artística de la Sociedad Protectora de La Balesquida, en el patio del palacio del Conde de Toreno.

La fiesta del Martes de Campo se remonta varios siglos atrás. Sus orígenes se sitúan en 1232, año en que Velazquita Giráldez donó sus bienes a la cofradía de los sastres y a los vecinos y hombres buenos de Oviedo para distribuir entre los más desfavorecidos de la ciudad. Desde entonces esta fiesta se ha consolidado gracias a la Sociedad Protectora de La Balesquida como una de las celebraciones más tradicionales y antiguas de la capital asturiana. Actualmente la fiesta de Martes de Campo se hace coincidir con el martes siguiente a Pentecostés.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Heraldo cabalga hacia el Martes de Campo