Olloniego vuelve al escaparate tras la crisis

Patrimonio intentará la venta de las parcelas de la segunda fase del polígono industrial, que suman 85.000 metros cuadrados de terrenos, tras recibir consultas sobre su disponibilidad, aunque rebajará su precio

Las parcelas de la segunda fase del polígono industrial de Olloniego, que saldrán ahora a la venta
Las parcelas de la segunda fase del polígono industrial de Olloniego, que saldrán ahora a la venta

Redacción

El Ayuntamiento de Oviedo cree llegado el momento para que la ampliación hacia Tudela Veguín del polígono de Olloniego sea un éxito. La mejora de los indicadores económicos y las llamadas de empresas interesadas en encontrar terrenos donde instalarse que en los últimos meses han sonado en los despachos municipales señalan un interés por la veintena de parcelas libres para las que no habido salida desde el año 2009. Ese año, cuando la crisis ya atenazaba la actividad en Asturias, la anterior administración culminó su empeño de habilitar una nueva fase de la zona industrial habilitada en la vega del río Nalón. El equipo de gobierno que accedió a sus cargos en el 2015 no ha percibido hasta ahora el interés necesario para llevar a cabo un nuevo intento de poner en el mercado unos suelos ya urbanizados y listos para recibir a sus ocupantes.

Para la concejala de Patrimonio del Ayuntamiento, Cristina Pontón, las parcelas, que suman 85.000 metros cuadrados de espacio disponible, forman parte de la herencia de proyectos desmedidos recibida por su departamento con el traspaso de poderes, a la que también pertenecen la larga serie de plazas de aparcamiento sin vender o los kioscos de prensa erigidos con medios municipales y en desuso por falta de inquilinos. Pontón, sin embargo, es optimista sobre las posibilidades de culminar en los próximos meses algunas operaciones en Olloniego. «Se puede aprovechar buena parte del trabajo anterior, porque los pliegos de condiciones estaban bien hechos, eso hay que reconocerlo. Los precios, eso sí, se han quedado desfasados. Estaban bien en su momento, para los niveles anteriores a la crisis, pero lo más probable es que hayan bajado», explica.

Patrimonio planea adjudicar una nueva tasación para fijar valores adecuados al momento actual y, a partir de esa cifra, organizar una nueva subasta. Los gastos adicionales para el Ayuntamiento, asegura Pontón, serán escasos. Las arcas municipales habrán de financiar esa tasación independiente (la factura se estima en unos 800 euros) y nada más, porque la elaboración de los pliegos correrá a cargo de su propio personal. «Merece la pena volver a intentarlo y comprobar si el interés se concreta. Es un patrimonio que genera gastos de mantenimiento y al que no se da el uso para el que se construyó. Y su calidad es excelente», añade la concejala.

Los técnicos municipales no albergan dudas sobre las cualidades para la venta que atesoran las parcelas de Olloniego. Están en el centro de Asturias y gozan de comunicaciones excelentes, situadas a menos de 15 minutos del centro de Oviedo y de las cabeceras de las comarcas mineras del Nalón y del Caudal en Langreo y Mieres. La autovía minera y la A-66, que permiten la salida rápida hacia los puertos de Avilés y El Musel o, en dirección sur, hacia la meseta y Madrid, discurren aún más cerca de sus accesos. Además, teniendo en cuenta los retrasos que acumulan las grandes operaciones de Bobes, en Siero, y la Zalia, en el área de influencia del puerto gijonés, la capital tiene en sus manos los únicos terrenos industriales de calidad y plenamente preparados para ser operativos de inmediato que pueden encontrarse en el área central de Asturias.

Una ventaja añadida es la ductilidad de las parcelas. Las hay pequeñas, de una superficie entre 2.000 y 3.000 metros cuadrados, apropiadas para pymes, y las hay grandes, de 15.000 metros cuadrados, preparada para acoger naves de mayor tamaño. Además, en el caso de que una empresa con necesidades superiores quisiera asentarse en esos terrenos, las condiciones de la subasta permitirán optar a la compra de más de uno. «Todo esto ha de servirnos para hacer de Olloniego un polo de desarrollo económico y puestos de trabajo para todo el concejo», remata Pontón.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Olloniego vuelve al escaparate tras la crisis