300 ideas para mejorar Oviedo

El segundo presupuesto participativo recibe más propuestas de vecinos y asociaciones que la experiencia piloto del año pasado. Las obras, las zonas verdes y los espacios para niños y mascotas acaparan la atención de los firmantes

Un ciclista
Un ciclista

Redacción

El camino hacia la inclusión de propuestas ciudadanas en el presupuesto municipal del 2019 ya está abierto. Con el mes de abril, finalizó el plazo para la presentación de propuestas, primera fase de un proceso que culminará en septiembre con la votación de las más viables, que se repartirán 1,5 millones de las inversiones locales del próximo año. Si hace doce meses, cuando debutó la experiencia, el Ayuntamiento recopiló 278 propuestas, de las cuales se consideraron viables 24 y 21 ya han recibido su financiación o la recibirán en los próximos meses, en esta ocasión el interés se ha incrementado. A falta de contabilizar las últimas propuestas presentadas en mano, además de las que han llegado por medios telemáticos, la Concejalía de Participación Ciudadana, liderada por la vicealcaldesa Ana Taboada, eleva ya por encima de 300 las solicitudes ciudadanas para inversiones en obras o equipamientos en sus barrios o en iniciativas para el conjunto del municipio.

Ana Taboada
Ana Taboada

Algunas de las peticiones están condenadas de entrada a toparse con un no como respuesta. Son las que plantean iniciativas para las que el ayuntamiento no tiene competencias, tan ambiciosas que superan el presupuesto asignado a la participación o inviables por motivos técnicos. Todas las demás pasarán por un proceso de evaluación, se expondrán en una página web (www.consultaoviedo.es) para que puedan recibir el apoyo de los vecinos que las consideren adecuadas y entrarán en el procedimiento final de votación y selección. Entre las ideas que han logrado financiación a cargo del presupuesto de este año, existe una amplia gama de dotaciones de dinero que van de los 2.000 euros destinados a organizar jornadas la formación de los voluntarios del albergue canino a los 125.000 reservados para la puesta en marcha de la tarjeta ciudadana y los 150.400 para la equipación con desfibriladores de edificios públicos por toda la ciudad.

Incluso allá donde las sugerencias deben descartarse porque no cumplen las condiciones para tener cabida en los presupuestos participativos siguen siendo valiosas. Un paseo por todas las iniciativas presentadas en la web es una radiografía de la necesidades e inquietudes de los ciudadanos y del tejido vecinal y asociativo tanto de la ciudad como de la zona rural que la rodea. Al menos, de las demandas de quienes más se mueven y recurren a los cauces para expresar sus opiniones. Es inevitable, a juicio de los técnicos, que, como ya ocurrió el año pasado, buena parte de las peticiones se refieran a obras que los firmantes reclaman para las calles más cercanas a su domicilio: eliminación de baches, arreglos de aceras y caminos, cambios de farolas o plantación de árboles son ejemplos muy presentes.

A los ovetenses les preocupa el bienestar de sus hijos y de sus mascotas. Una buena proporción de las propuestas se refieren a la habilitación o la reparación de espacios públicos, zonas verdes, parques, áreas infantiles y recintos para el paseo de perros, incluido uno en los alrededores del albergue de animales recién recuperado y otro cerca del nuevo HUCA. Llegan también propuestas de actuaciones singulares (la adquisición de la antigua casa sindical de Olloniego o del cine Price de Tudela Veguín, que las asociaciones vecinales de ambos pueblos consideran recintos idóneos para albergar centros culturales y sociales) y defensas de planes ambiciosos para carriles bici, huertos urbanos, instalación de placas fotovoltaicas en los tejados de los edificios municipales o la creación de una red de puntos donde posible recargar los coches eléctricos para fomentar su uso en la ciudad.

Otra parte del tejido asociativo defiende el uso del presupuesto participativo como herramienta para iniciativas de integración social. Por esa línea va la petición de fondos para un plan de dinamización de juegos en el colegio público Veneranda Manzano, la recuperación para usos de ocio y deporte de las márgenes del río Nalón, la urbanización de los patios interiores de algunos edificios de Ventanielles y las diversas propuestas llegadas desde Anieves a través del Consejo de Infancia de la localidad: la instalación de un rocódromo, canastas de baloncesto o fuentes, pro ejemplo. Los jóvenes, en especial, piden la recuperación de un antiguo y deteriorado lavadero en cuyos alrededores se reúnen, a pesar del enorme deterioro que sufre. En una zona señalada en ocasiones por sus problemas de integración de las minorías, destaca esa propuesta: los propios chavales se ofrecen a aportar su trabajo en las obras para restaurar el equipamiento.

Qué plantean los vecinos

1-. Recuperación de El Campillín para los juegos infantiles. En general, abundan las propuestas para conseguir una ciudad más verde y amable para caminar o ir en bici.

2-. Aprovechamiento de los terrenos del antiguo HUCA en El Cristo

3-. Reactivación de Anieves. Un grupo de jóvenes pide la rehabilitación del antiguo lavadero, que es su punto de reunión, y ofrece su trabajo para contribuir a ella.

4-. Solicitar al Estado (su actual titular) la cesión de la antigua casa sindical de Olloniego y transformarla en centro social del pueblo.

5-. Compra del antiguo cine Price de Tudela Veguín y aprovechamiento del edificio como equipamiento cultural. Podría incluir un museo dedicado al músico Tino Casal.

6-. Nuevos espacios para el paseo de perros junto al albergue de animales y al nuevo HUCA. Otra propuesta pide la admisión de las mascotas sin transportín en los autobuses de TUA. Y otra más pide un enfoque 'dog friendly' de la ciudad similar al Madrid, Barcelona y Gijón.

7-. Instalación de paneles fotovoltaicos en las cubiertas de todos los edificios de titularidad municipal.

8-. Apertura de una red urbana de puntos de recarga para las baterías de los coches eléctricos.

9-. Reserva de muros para grafiti artísticos. Otra propuesta anima a la decoración de calles con elementos singulares para aumentar su atractivo turístico.

10-. Recuperación de las márgenes del río Nalón para actividades deportivas y de ocio.

11-. Subvención de salidas y excursiones al medio natural asturiano para los jóvenes.

12-. Dinamización de los juegos en los patios de los colegios públicos.

13-. Nuevas inversiones y ampliación de los espacios destinados a jardines y huertos comunitarios.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

300 ideas para mejorar Oviedo