Una orquesta israelí denuncia un boicot político del Ayuntamiento de Oviedo

Los medios del país se hacen eco en «prime time» del conflicto. El consistorio niega rotundamente su versión

Orquesta de Cámara Nentaya
Orquesta de Cámara Nentaya

Redacción

El Ayuntamiento de Oviedo se ha visto envuelto durante los últimos días en un conflicto político que les ha pasado totalmente desapercibido. Tras desechar a La Orquesta de Cámara de Nentaya de Israel como parte de la agenda cultural del próximo otoño, ésta ha denunciado que el consistorio les ha negado la actuación por motivos políticos. Así lo cuentan distintos medios de comunicación del país, donde aseguran que un grupo de ballet, cuyo nombre no menciona, también se ha visto afectado. El ayuntamiento ha negado rotundamente esa versión y sostiene que no hubo implicaciones políticas.

«Las organizaciones israelíes no son invitadas», esta es la supuesta respuesta por parte del consistorio a la orquesta que se ve reflejada en publicaciones como las de  The Times of Israel e Israel Valley. Pero el origen del conflicto no se encuentra en estos medios. Nathalie Sosna-Ofir, corresponsal en Israel de Judaiques FM se hacía eco de esta situación el pasado 11 de junio. «El municipio de Oviedo, capital de la provincia de Asturias, antes muy amigable con Israel decidió cancelar un concierto de la Orquesta de Cámara Netanya y un ballet israelí programados para este otoño», escribía en su muro de Facebook.

La noticia llegó hasta la televisión donde, en un reconocido informativo israelí emitido en primetime, pudieron conectar en directo con Hila Dagan, manager de la orquesta. En esta conversación Dagan explica que la negativa a su actuación en Oviedo llegó a principios de año. Christian Lindberg, director de la orquesta y de origen sueco, preguntó desconcertado los motivos por los que en la ciudad no acogían a la orquesta. Aquí surgió el conflicto. Una tercera persona, de la que no se sabe la identidad y trabajaba como canal de comunicación entre orquesta y ayuntamiento, aseguró a Lindberg que el principal motivo de su rechazo era el origen israelí de sus músicos. «Si quieres venir a tocar sin músicos isralíes puedes hacerlo». Esta es la frase que descolocó por completo a la orquesta y que, según su manager, le espeto esta tercera persona al sueco.

Durante la entrevista con Dagan el presentador le pregunta si tienen pensado denunciar, a lo que ella responde tajantemente que en absoluto. «Nosotros hacemos música, no política», aclara tras añadir que lo único que hicieron fue consultarlo con la embajada y la Federación de la Comunidad Judía. «Me extraña que ocurra esto porque Oviedo es una ciudad maravillosa con una conexión increíble con Woody Allen», añade el presentador. Por el momento, la noticia no ha llegado a más. Durante la conversación en directo Hila Dagan trató de quitarle hierro al asunto asegurando que la orquesta estaba feliz con la gira que les espera por varios países y ciudades europeas durante los próximos meses.

Desde el Ayuntamiento de Oviedo han mostrado su asombro y niegan rotundamente la versión. La orquesta fue una de las muchas opciones que en su momento se barajó para que formase parte de la agenda pero, finalmente, se descartó. «No hubo compromisos ni contratos de por medio en ningún momento», aseguran desde el consistorio. «De las 20 actuaciones que pueden salir adelante, se valoran más de 100 y esta ha sido una más», insisten. Del ballet aseguran no saber nada. Tal y como se explica en la noticia del medio israelí ambas agrupaciones estaban propuestas para tocar en otoño. Pero en esa época del año en la capital no hay ballet. «En otoño el teatro se reserva únicamente para la ópera. Hasta la primavera no hay funciones de ballet en la ciudad», aseguran.

Valora este artículo

12 votos
Comentarios

Una orquesta israelí denuncia un boicot político del Ayuntamiento de Oviedo