Tres propuestas para devolverles la vida a los chiringuitos de San Mateo

La Folixaria busca recuperar el protagonismo de la gente de la ciudad en sus fiestas más importantes a través de la plataforma #chiringuitossocialessí

La plataforma #Chiringuitossocialessí
La plataforma #Chiringuitossocialessí

Redacción

El verano que en Asturias se empieza a asomar tiene siempre un final marcado en Oviedo: las fiestas de San Mateo. La ciudad se llena de luces, actividades, música -y pinchos de calamares- cada mes de septiembre. Sin embargo, la organización y adjudicación de los chiringuitos de la Corrada del Obispo crea una serie de malestares que desde La Folixaria están dispuestos a mejorar. Coincidiendo con el 35 aniversario del inicio en las fiestas de la instalación de estos puestos callejeros gestionados por colectivos sociales, vecinales y deportivos, La Folixaria anuncia la creación de una plataforma plural y abierta enfocada «al análisis y estudio de cómo mejorar un modelo que, si bien es de lo más valorado de las fiestas de San Mateo por la ciudadanía, debe mejorar y afianzarse en su idea original: ser un foco de participación, protagonismo y disfrute de la ciudadanía ovetense», explican

A través de la plataforma plataforma #chiringuitossocialessí pretenden devolverle el protagonismo a los vecinos de Oviedo. «Queremos un modelo para toda la ciudad, no gestionado por unos pocos», indica Alba, una de las portavoces de La Folixaria, «queremos que participen asociaciones vecinales y locales y que el beneficio que obtengan lo puedan emplear para dar vida a la ciudad durante el resto del año».

Según comenta, en estos 35 años de historia todo ha ido a peor. «Al principio la base era la ciudadanía y con el paso de los años parece que se quiere destruir ese formato para dar protagonismo a empresarios y hoteleros», señala. Con ello no quiere decir que no pueda haber cabida para estos, sino que durante las semanas de las fiestas hay que dar voz a la ciudadanía. «Ellos ya tienen actividad durante el resto del año», matiza.

Por todo lo expuesto, han solicitado una reunión con Roberto Sánchez Ramos con el fin de trasladarle sus ideas para devolverles la vida a los chiringuitos de San Mateo. Y estas son sus propuestas:

1. Proyectos a largo plazo

Los chiringuitos que se instalan en la Corrada del Obispo tienen que presentar un proyecto para las fiestas de ese mismo año, sin posibilidad a extenderse de cara a los siguientes. Desde La Folixaria consideran que se necesita garantizar la longevidad del proyecto porque «realizamos una inversión muy fuerte sin garantías. Si queremos realizar un buen proyecto, estable y potente, con actividades que gusten a la ciudad, necesitamos que se prorrogue», señala su portavoz. 

2. No más sorteos

Cada proyecto se presenta con una serie de objetivos a cumplir y actividades a desarrollar. Si bien, los esfuerzos de cada chiringuito no se tendrán realmente en cuenta ya que, a la hora de la verdad, la adjudicación se realiza por sorteo, no en base a las mejores ideas. De hecho, el año pasado, «semanas antes de las fiestas todavía no sabíamos a quién le darían la plaza y, aún así, ya lo teníamos todo organizado», cuenta Alba. «La ciudad no puede jugar con la cultura como con una bola de bingo», sostiene. Por ello, proponen que se realice un concurso de chiringuitos en el que se lleve a cabo un buen análisis de cada idea, teniendo en cuenta también cómo va a emplear los beneficios para seguir manteniendo viva la ciudad a lo largo del año. 

3. Revisión de requisitos

A través de una petición urgente en el registro, confían poder tener una reunión con Ramos la semana que viene. En ella esperan poder revisar una serie de requisitos que son base para la admisión de los diferentes proyectos por considerarlos «problemáticos» y, en su lugar, proponer alternativas en función de las posibilidades. Alternativas basadas en un trabajo de análisis y consultas a expertos desde finales del San Mateo pasado y que consideran «de total sentido común».

En este sentido, desde La Folixaria dejan claro que su plataforma plantea un modelo abierto a la participación de diferentes colectivos que tengan algo que aportar al debate «desde una visión constructiva y no destructiva», con el fin de conseguir, juntos, unas fiestas de San Mateo dignas para la ciudad.

Valora este artículo

6 votos
Tags
Comentarios

Tres propuestas para devolverles la vida a los chiringuitos de San Mateo