La lenta adaptación de las tigresas Zita y Diana a su nueva vida en Oviedo

Los animales se muestran reacios aún a salir a las zonas exteriores

Una de las tigresas del Zoologico El Bosque de Oviedo
Una de las tigresas del Zoologico El Bosque de Oviedo

Oviedo

Los dos ejemplares hembra de tigre que se encuentran desde el pasado 16 de agosto en el Zoológico El Bosque, en Oviedo, siguen mostrándose reacias a abandonar las zonas interiores y disfrutar de los 500 metros exteriores que tienen a su disposición.

La explicación, según ha señalado el conservador del Zoo, Gonzalo Rubio, es la vida que han llevado hasta la fecha los dos animales, con 19 años participando en espectáculos de un circo y los últimos tres años viviendo en un camión. «Esa experiencia hace que tengan problemas de adaptación, al menos en los primeros días, en las que estamos comprobando que les cuesta trabajo abandonar sus zonas interiores, donde ahora se encuentran más confortables», ha indicado.

Esas zonas interiores tienen diez metros cuadrados y es lo más parecido a lo que han tenido hasta la fecha. Pero Gonzalo Rubio y su equipo están trabajando a diario para animarlas para salir a esos 500 metros cuadrados. «De momento lo están haciendo tímidamente, les genera cierta incertidumbre», ha señalado. La previsión es que a medida que pasan los días, los animales vayan sintiéndose más cómodos fuera y las tigresas, de nombres 'Zita' y 'Diana', puedan aprovechar las distintas zonas de la instalación.

Los responsables del Zoológico El Bosque descubrieron hace tiempo el paradero de estas dos tigresas, que estaban viviendo en un camión. Inicialmente su dueño tenía previsto sacrificarlas, pero le dio pena, e intentó buscar una salida a través de una asociación. Los responsables de la instalación asturiana no lo dudaron y afrontaron los trámites. No obstante, el traslado y, sobre todo, el mantenimiento de este tipo de animales conlleva un coste económico muy importante. Por ello han abierto una campaña para recaudar fondos a través de la plataforma www.gofundme.com.

De momento no han cubierto el objetivo, por lo que la mencionada campaña sigue abierta. «Sin la ayuda de la ciudadanía, es complicado», ha admitido Rubio, que confía en conseguir los recursos económicos necesarios para que Zita y Diana tengan una «digna jubilación» en Asturias.

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

La lenta adaptación de las tigresas Zita y Diana a su nueva vida en Oviedo