La tensión dentro del tripartito sube de nivel

Mercedes González, concejala de Educación, pide al alcalde que retire competencias a Ana Rivas, edil de Infraestucturas, por las discrepancias sobre las obras en los colegios

Colegio de Ventanielles de Oviedo
Colegio de Ventanielles de Oviedo

Redacción

Las tiranteces dentro del tripartito suben de tono. Está vez no se han limitado a declaraciones públicas con fuego cruzado o reproches en el ámbito privado. La tensión ha llegado al punto de que Mercedes González (Somos) ha pedido al alcalde Wenceslao López (PSOE) que retire competencias a su socia de gobierno Ana Rivas (PSOE), edil de Infraestucturas. El motivo, las discrepancias sobre las causas que han provocado los retrasos en las obras en el Colegio de Ventanielles.

Según la información de TPA, González ha enviado una carta al alcalde en la que le pide «la delegación genérica, en favor de mi persona, de las atribuciones y competencias relativas a todos los aspectos relacionados con la gestión de las obras que se están ejecutando o se vayan a efectuar, a lo largo del del presente mandato en alguno de los centros escolares ubicados en nuestro concejo». Esto es, le pide asumir competencias que ahora le corresponden a Ana Rivas -compañera en el PSOE de Wenceslao López-.

La polémica -una de las muchas que han tenido en los últimos meses los socios de gobierno- se inició cuando Mercedes González culpó del retraso en las obras en el colegio de Ventanielles a las áreas de Infraestructuras, dirigida por la socialista Ana Rivas, y Contratación, liderada por Iván Álvarez (IU). La responsable de Somos llegó a afirmar que no comprendía los motivos por los que la obra estaba parada desde marzo.

La réplica llegó pronto por parte de Ana Rivas. La edil aseguró que la responsable de esa paralización es González, por lo que le pidió «que haga lo que tiene que hacer». Más conciliador fue Iván Álvarez, que aunque reconoció que estaba «sorprendido» por las declaraciones de González, defendió el trabajo de los empleados municipales y apeló a la unidad.

IU ha querido mostrar un perfil menos agresivo y en estos cruces de acusaciones entre PSOE y Somos siempre ha optado por un papel más conciliador.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La tensión dentro del tripartito sube de nivel