Los vigilantes de seguridad tachan de «temerario» que se celebren conciertos en la Catedral

AVISPA pide que las actuaciones de San Mateo con asistencia masiva de público sean en otro lugar

Plano de la plaza de la Catedral de Oviedo
Plano de la plaza de la Catedral de Oviedo

Redacción

Los vigilantes de seguridad consideran que la plaza de Catedral no reúne las características necesarias para celebrar los conciertos de San Mateo. En opinión de la Asociación Profesional de Vigilantes de Seguridad del Principado de Asturias (AVISPA), el aforo máximo de 5.000 personas fijado por el Ayuntamiento de Oviedo es excesivamente elevado. Además, critica que es complicado realizar evacuaciones de un gran número de personas en la zona debido a las limitaciones espaciales en las calles adyacentes. Por ello, pide un cambio de ubicación, ya que tacha de «temerario» que los grupos actúen en ese escenario.

Según los estudios redactados por los técnicos y especialistas de AVISPA (Directores y Jefes de Seguridad), el Plan de Seguridad previsto es «demasiado permisivo con la capacidad y el aforo, según la superficie disponible, en cuanto al número máximo o total de asistentes a los cuales se les puede permitir el acceso al recinto delimitado en plaza de la Catedral.

La superficie total disponible en la plaza de la Catedral es, según los vigilantes, de 2.290 metros cuadrados. A esta superficie total habría que descontarle la ocupación los asentamientos temporales, es decir, escenarios, camerinos, espacio destinado para personas con movilidad reducida... con lo que «únicamente nos quedaría disponible una superficie de 1.600 metros cuadrados para albergar a los asistentes de los conciertos programados»

Estos datos, traducidos al aforo, quedarían de la siguiente manera: aforo total en la plaza de La Catedral: 4.580 personas; aforo total recomendable por seguridad: 3.600 personas.

AVISPA considera que es necesario replantearse «por prevención y seguridad, un traslado de emplazamiento en cuanto a la celebración de los conciertos con asistencia masiva de público, dadas las características de la ubicación actual, su superficie, aforo y lo complicado de realizar evacuaciones de un gran número de personas dadas las limitaciones espaciales en las calles adyacentes».

La asociación añade que «el máximo de acceso permitido (5.000 personas), supone un riesgo innecesario y temerario, obligando a que se extreme excesivamente la aplicación de las medidas de seguridad y de los recursos humanos de emergencias disponibles para garantizar correctamente el desarrollo tranquilo de las actividades musicales programadas».

Críticas a Rivi

Los vigilantes también han cargado contra Roberto Sánchez Ramos, Rivi, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo, por unas declaraciones en las que aseguran que dijo que «prefiero tener lo mejor en la plaza de la Catedral aun a riesgo de tener más gente de la prevista y tener que cerrar los accesos».

En su opinión, esas manifestaciones son «irresponsables y temerarias» y definen «bien a las claras cual es su único interés: concentrar al mayor número de personas en los conciertos programados en la plaza de la Catedral, aún a costa de poner en riesgo la integridad física de los asistentes». Esta forma de actuar denota su «gran incultura e ignorancia en materia de prevención y seguridad en eventos y espectáculos públicos al aire libre o en la vía pública, cuando precisamente debería ser su mayor preocupación la asistencia masiva y la eficacia y desarrollo del Plan de Autoprotección y del propio Plan de Seguridad (emergencias y evacuación) en una situación de peligro», concluyen desde AVISPA.

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

Los vigilantes de seguridad tachan de «temerario» que se celebren conciertos en la Catedral