Parees: arte urbano para salpicar los barrios de color

El festival de arte urbano en muros y paredes regresa a la ciudad con un calendario que abarca todo el mes de septiembre y dejará ocho nuevas obras repartidas por todo el casco urbano y la zona rural


Redacción

El arte urbano se hace a la vista de todos, recoge ideas de los vecinos y permanece después en la calle para embellecer la vida cotidiana. Oviedo recibe en septiembre a los muralistas que participan en la segunda edición de Parees con el propósito de consolidar un festival de intervenciones que no se parece a ningún otro en el mundo. Lo diferencian su espíritu colaborativo, que busca espolear la creatividad de quienes pintan gracias al contacto con el tejido humano y social de la ciudad, y el reconocimiento a los grafiteros, que cobran por su trabajo. «Queremos contribuir a su descubrimiento y a que se ganen la vida dignamente. Hay que profesionalizar una actividad en la que, por lo general, trabajan gratis o cobran muy poco», explica el director artístico del festival, Eduard Crespo.

Después de su convocatoria original el año pasado, Parees ha evolucionado. Si en el 2017 la selección de los artistas se hizo con la idea de consolidar los vínculos con la comunidad asturiana de grafiteros, en esta ocasión se ha abierto al mundo. De los ocho participantes solo uno juega en casa. Otros tres proceden de autonomías españolas (uno de Cataluña y dos de Galicia) y cuatro son internacionales: proceden de Portugal, Italia, Venezuela y Uruguay. «Nos pasamos el día mirando para ver quién puede venir. Tenemos una lista muy larga de candidatos. Por lo general, no hay problemas de disponibilidad, por ese aliciente del pago. Incluso recibimos propuestas y porfolios sin necesidad de solicitarlos. Algunos no encajan, pero nos encanta que tengan esa iniciativa», apunta Crespo.

Para elegir a los artistas invitados, la organización tiene en cuenta las técnicas y el estilo que emplean, además del equilibrio de género. Crespo reconoce un cierto sesgo favorable a la figuración frente a la abstracción, pero lo considera inevitable para salvaguardar los otros valores centrales del festival: la creación de arte colaborativo y la participación ciudadana. «Conciliar lo abstracto con lo participativo no es fácil. Si los vecinos de un barrio quieren reflejar lugares, costumbres o personas, tal vez un artista que trabaje la abstracción no pueda hacerlo», razona. No se trata, sin embargo, de una regla general. Parees está abierto a las coincidencias felices, como el mural con elementos geométricos con la que Ovni recuperó el año pasado en una fachada el aspecto de la desaparecida centralilla eléctrica de Ciudad Naranco en la calle Lorenzo Abruñedo. Su intervención ha caído muy bien en el barrio, de la misma manera que los vecinos de Pumarín han integrado con rapidez en su paisaje cotidiano el gran mural que les legó la edición del 2017.

Arte participativo

Además de tratar con normalidad el trabajo de unos artistas que embellecen la ciudad con sus aportaciones, y de darle visibilidad en lugares bien escogidos, Parees gira en torno a ese concepto de identidad y participación conseguido en Ciudad Naranco y Pumarín. Las ocho intervenciones programadas para este año caen en una de estas tres categorías: participativos, contextuales o colaborativos.

En los participativos, el artista llega a la ciudad con tiempo para reunirse antes de su intervención con colectivos y vecinos que les transmitan sus visiones para ese espacio. El Colectivo Licuado, llegado de Uruguay, mantendrá reuniones con las Pandereteras del Remedio y con los grupos de La Llegra antes de ponerse manos a la obra en su pared de la calle Amparo Pedregal. De la misma manera, el homenaje a Tino Casal en Tudela Veguín, encargado a Xav, tiene en cuenta las sugerencias de los vecinos. Los contextuales, pensados para muros más pequeños, tienen el tema elegido y la organización entrega a los artistas un dossier informativo sobre él. Los comunitarios saldrán de sendos talleres para acercar el mundo y las técnicas del grafitti a los mayores de una residencia pública y a las familias que deseen apuntarse. «Es otro condicionante para elegir artistas. No todo el mundo acepta o sabe trabajar de esta manera», admite Crespo.

El concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, de cuyo departamento depende la organización, destaca lo que Parees tiene de regreso a un espíritu que Oviedo tuvo en los años 80 y después empezó a perderse en los 90. «Nos habíamos quedado en otro siglo. Porque aquí hubo grafitti y arte urbano con el mural de La Regenta en la calle Santa Clara, pero luego se abandonó. Parees es una apuesta innovadora y profesional, una opción muy de vanguardia que nos pone entre unas pocas ciudades europeas», considera. Precisamente la sustitución del mural de La Regenta, deteriorado por el paso del tiempo y montado sobre unos paneles metálicos que contienen amianto y ya no están a la altura de la actual normativa de edificación, es uno de los puntos del programa. Como el autor del original, Florentino Flórez, declinó la invitación a renovar su obra en el mismo espacio, un concurso permitió adjudicar la medianera y el tema a un boceto presentado por el grupo Twee Muizen. Uno de los rincones con más carácter de Oviedo tendrá nuevo aspecto desde mediados de septiembre.

No será el único. La organización no deja de buscar nuevos espacios para futuras intervenciones y las asociaciones de vecinos también hacen llegar sus propuestas. Se prefieren los espacios de propiedad pública, pero no es un criterio excluyente. Parees se enorgullece de ser un festival de proximidad, que trabaja con proveedores asturianos y deja la inversión económica entre pymes de la región.

1-. Intervenciones murales

Colectivo Licuado (Uruguay). Del 1 al 6 de septiembre. Calle Amparo Pedregal, 11

Roc Blackblock (Cataluña). Del 6 al 10 de septiembre. Caserío La Riera, 215 (Trubia)

Twee Muizen (Galicia). Del 8 al 13 de septiembre. Calle Santa Clara, 1

Andrea Ravo Mattoni (Italia). Del 24 al 30 de septiembre. Calle Fuertes Acevedo, 110

Xav (Asturias). Del 24 al 29 de septiembre. Calle Paulino García, 105 (Tudela Veguín)

Alfalfa (Venezuela). Del 26 al 30 de septiembre. Ronda Sur / Carlos Asensio Bretones

Taquen (Galicia). Del 27 al 30 de septiembre. Calle Darío de Regoyos, 25

Kruella d’Enfer (Portugal). 29 y 30 septiembre. Ronda Sur / Carlos Asensio Bretones

2-. Actividades abiertas (gratuitas con inscripción previa en www.pareesfest.net)

Deriva en bici por los murales. Día 30 de septiembre. Plaza de la Catedral, 12.00

Taller de experimentación con el graffiti para familias. Día 30 de septiembre. Skate park del Parque de Invierno, 17.00

3-. Otras actividades

Concurso de fotografía. Con imágenes tomadas en cualquier actividad de Parees

Taller de muralismo para personas mayores. Días 10, 11 y 13 de septiembre. Jardines de La Rodriga

Paredes y luz: Bastián Prendes en la Noche Blanca. Día 6 de octubre. Calles General Elorza, 45 y Alfonso III el Magno, de 20.00 a 23.30

Comentarios

Parees: arte urbano para salpicar los barrios de color