Melendi: «Con veintipocos años estuve internado en una clínica de desintoxicación en Colombia»

La Fundación Lo que de verdad importa celebra el II aniversario del congreso de jóvenes de Asturias ante más de 2.000 alumnos

Ramón Melendi
Ramón Melendi

Oviedo

El Melendi más cercano e íntimo ha encandilado a más de 2.000 alumnos en Oviedo. Los jóvenes han participado en el II congreso de La Fundación Lo que de verdad importa y, ante ellos, el cantante ha analizado los cambios que el éxito y la fama supusieron en su vida. Reconoció su adicción a las drogas y que estuvo internado en un centro para superar sus problemas en Colombia.

El cantante asturiano fue la sorpresa y la estrella invitada en el congreso. En su intervención aseguró que «Lo que de verdad importa es llegar a conocerte a ti mismo». Melendi explicó los excesos que cometió cuando el dinero y la fama llegaron a su vida. Incluso llegó a asegurar que cuando se miraba en el espejo no se reconocía y que llegaba a casa todos los días en unas condiciones «lamentables».

Melendi no supo encajar la fama, algo que asegura que no es fácil cuando eres joven. Pero, pese a ello, supo reponerse. El asturiano apunta el sufrimiento de sus padres por sus actuaciones y el incidente en el avión como los dos momentos que le hicieron reflexionar. Decidió internarse en un centro de desintoxicación en Colombia cuando tenía veintipocos años. Volvió a recaer, pero tuvo la fortaleza suficiente para volver a salir de ese pozo. 

Destaca el Reiki (una terapia budista) como una técnica que le ayudó en todo ese proceso y el papel que jugó Joaquina Fernández en su vida. El hecho de tener una hija fue el motivo que le hizo cambiar definitivamente.

Lo que de verdad importa

La Fundación Lo que de verdad importa ha celebrado su II Congreso en Oviedo. La jornada comenzó con la historia de optimismo de Lary León, que nació sin brazos y sin una pierna y actualmente trabaja en Fundación Atresmedia como coordinadora de proyectos y directora de un canal de televisión para niños hospitalizados.

Tras un descanso los jóvenes conocieron la historia de emprendimiento de Fon de Luján, un emprendedor social co-fundador de Parafina Co, joven startup madrileña fundada en 2014 dedicada a la producción de gafas íntegramente sostenibles. Además, Parafina, financia con cada venta proyectos solidarios como #LlévaleAlCole, el cual dona el 5% de las ventas a la escolarización de niños en Paraguay, o proyectos de reinserción socio laboral de personas en riesgo de exclusión social. «Para mi el fracaso no deja de ser una manera de aprender, de experimentar, de ser tu mismo», ha destacado.

Para finalizar este congreso ha compartido su historia Pedro García Aguado, campeón Olímpico en 1996, campeón del mundo en el 98 y mejor jugador de la liga española en 2001, esta figura del waterpolo español cayó sin apenas darse cuenta en el mundo de las drogas, el alcohol y las fiestas nocturnas. Ese «vivir sin límites» le obligo a abandonar su carrera deportiva. Tras ingresar en una clínica de desintoxicación y recuperarse por completo, emprendió una nueva etapa como terapeuta para evitar que otros jóvenes cometan su mismo error. De su charla destaca esta frase «el fracaso enseña lo que el éxito oculta, hay derrotas triunfales que envidian algunas victorias».

Comentarios

Melendi: «Con veintipocos años estuve internado en una clínica de desintoxicación en Colombia»