Absuelta la acusada de abusar del hijo de una amiga porque la denuncia fue «por celos»

La Audiencia de Oviedo considera la prueba aportada por la denunciante fue «insuficiente y dudosa»

Sede de la Audiencia Provincial en Oviedo
Sede de la Audiencia Provincial en Oviedo

Oviedo

La Audiencia Provincial de Oviedo ha absuelto a una acusada que había sido denunciada por la exmujer de su actual pareja por abuso sexual a su hijo de 9 años, al considerar que la denuncia pudo estar motivada «en los celos» y la prueba aportada por la denunciante fue «insuficiente y dudosa». El tribunal de la Sección Segunda refuerza así las argumentaciones del abogado defensor, Francisco Pérez Platas, quien pedía la libre absolución al sostener que la denuncia estaba basada en la venganza de la denunciante por la relación sentimental que la acusada mantenía con su ex marido.

Los magistrados aseguran en la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, que el testimonio del menor no cumple con los «estándares» exigidos para enervar el principio de presunción de inocencia. Entre otras razones, la Sala sostiene que la denuncia fue formulada por la madre del menor, el 5 de julio de 2017, donde relataba que el día anterior, su hija mayor, de 17 años, le había contado que la acusada había tocado los genitales a su hermano y le había dado un beso en la boca, aprovechando que ambos dormían en la misma cama. La denunciante añadía que, el 21 de mayo de 2017, rompió su amistad con la acusada al no haberle comentado que estaba con su ex marido y ante sus sospechas de que «estaban juntos», circunstancias que, según el tribunal, no permiten descartar que la denuncia pudiera responder a móviles «espurios de celos o resentimiento» hacia ella.

La denuncia se formuló tres días después de que la acusada denunciara, a su vez, a la ex mujer de su pareja y a la madre de ésta, por un incidente ocurrido en una discoteca donde había recibido insultos y agresiones por parte de ambas, que se saldó con la condena a la madre por un delito leve de lesiones. La acusada desde un principio negó todo contacto sexual y mantuvo que ella sólo había cuidado a los hijos de su actual pareja, y, durante el juicio, al igual que su letrado Pérez Platas, aseguró que la denuncia por abuso sexual era «falsa». El tribunal da verosimilitud a la versión de la acusada que sostuvo en la vista, celebrada a puerta cerrada, que dormía en la misma cama con el menor, de 9 años, y con su hermana de 4 años, porque el niño «tenía miedo a dormir solo», mientras que ella estaba en un extremo, la pequeña en el medio, y la supuesta víctima en el otro extremo.

El tribunal, por el contrario, recuerda en la sentencia que la prueba pericial, que corrió a cargo del psicólogo forense, ya apreciaba en el relato del menor «numerosas contradicciones», ya que ofrecía versiones diferentes sobre lo ocurrido y ponía de manifiesto la «falta de consistencia» de las declaraciones del niño. La acusada afrontaba una petición fiscal de dos años y un día de prisión, mientras que la acusación particular elevaba su solicitud de condena a seis años y un día de prisión y el pago de una indemnización de 10.000 euros y la defensa reclamaba la libre absolución.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Absuelta la acusada de abusar del hijo de una amiga porque la denuncia fue «por celos»