Díaz de Miranda: «Tenemos que crear caminos de consenso y concordia con el ayuntamiento»

El nuevo presidente de la SOF estrena cargo con la intención de estabilizar la organización y trabajando junto al consistorio

Felipe Díaz-Miranda
Felipe Díaz-Miranda

Oviedo

Hace una semana que el camino de la SOF tomó un rumbo distinto al del Ayuntamiento de la mano de Felipe Díaz de Miranda. Las elecciones le otorgaron una victoria ajustada frente a Emilio'l del Nido, con 50 votos de más a su favor. El nuevo presidente define a la nueva SOF como un proyecto integrador, íntimamente relacionado con el equipo de gobierno y con la ambición de continuar creciendo ofreciendo a los socios nuevos alicientes.

- ¿Qué fue lo primero que pensó al conocer el resultado? ¿Se lo esperaba tan igualado?

- Yo me lo esperaba, por supuesto, igualado, porque había un movimiento importante activo de ambas partes. Yo, lógicamente, no podía mover las redes sociales como la otra parte ni teníamos apoyo explícito de ningún sesgo político. Nosotros simplemente transmitimos al mayor número de socios nuestro proyecto y nuestra ilusión. Y, sobre todo, lo que intenté por todos los medios era conseguir, antes de dar el paso, un equipo capaz de afrontar este reto.

- Hábleme de este equipo.

- Este equipo pasa por tener una persona conocedora del área económica, más en este caso, en el que la mujer del economista tenía vinculaciones con la SOF, con lo cual podíamos conocer la organización por dentro. Luego está el área deportiva, con Kiko Veiga, vinculado al mundo del deporte y a los chavales, que ha realizado todos los campeonatos deportivos de la Universidad de Oviedo. En el área institucional tenemos a Alfonso Camba, exconcejal del ayuntamiento y profesor de la universidad. En comercio y hostelería está la presidenta de la asociación de comercio de Oviedo Centro, a Sandra Sutil, Yolanda Vega… Otro de los retos era conseguir al socio número uno de la SOF para mantener la historia. Una memoria viva como esa era imposible perderla. Con un equipo de gente que aúna todas estas facetas dimos el paso. Y sobre todo lo que me preocupaba es ser creíble, generar ilusión y tener cabeza para ser capaz de crear un proyecto con capacidad de gestión. También quería romper las normas y hacer una sociedad más participativa, por lo que se me ocurrió hacer la presidencia rotativa para mostrar a esta sociedad que nos da su apoyo que no se trata de personalismos. Dentro de un año o año y medio me sustituirá Alfonso Camba. Una presidencia rotativa la hace mucho más abierta y democrática. También ampliaremos la junta de gobierno. Queremos que formen parte el hombre y mujer más antiguos, así como las más jóvenes.

- ¿Qué supone para la SOF dejar de depender del Ayuntamiento?

- Supone un cambio total. Antes era una sociedad tutelada por el propio ayuntamiento, participaban los concejales, tenía casi un 100% de dinero público… Ahora, como cualquier otra sociedad nos tenemos que abrir a dos fuentes fundamentales de financiación: la iniciativa privada, lógicamente tenemos que contar con ella ofreciendo una serie de eventos atractivos de patrocinar, y, por otro lado, la pública. Sentarnos con el ayuntamiento a hablar, dado que tienen unos compromisos con la SOF que esperamos y deseamos sigan queriendo llevar a cabo. En este caso el Día de América en Asturias, más locales, dependencias, almacenes… Nosotros lo que tratamos es sumar con el consistorio, que no sea un instrumento político que no entre en juego en las elecciones. Queremos darle estabilidad y estar íntimamente relacionados con la corporación municipal sea del color que sea para que ambos sumemos actividad económica y satisfacción de los ciudadanos de Oviedo.

- ¿Cuál es la primera medida a tomar de esta nueva SOF?

- Hemos empezado, por supuesto, a trabajar. Como responsables que somos la primera medida fue pedir un inventario de los bienes patrimoniales de la asociación. Yo había estado previamente en la SOF y la conozco. Necesitaba contrastar si los datos se asemejaban a la realidad. Y, por otro lado, un balance de cuentas para poder comprobar que los compromisos que había adquirido el ayuntamiento con la sociedad de eliminación de deudas con trabajadores y demás estaba, al menos, sufragado. La colaboración con la corporación municipal ha sido fantástica, hemos recibido todos los datos solicitados y han tenido un comportamiento exquisito. Ahora hemos empezado una negociación con el ayuntamiento y crearemos una comisión mixta para analizar las cuentas con detalle. Luego continuaremos manteniendo la cesión de los locales del Firlarmónica, del depósito del material. Nosotros tenemos las manos abiertas, tendidas, tenemos que crear caminos de consenso y concordia.

- ¿Y los principales retos?

- Yo cambiaría la palabra «reto» por «obligación». Nuestros cometidos son el Día de América en Asturias y el Día del Bollo. Y a partir de ahí crecer. Generar ilusiones y proyectos que sean reales mediante una gestión adecuada. Tenemos instituciones de las que podemos copiar. El Real Oviedo, la Fundación Princesa de Asturias, el Centro Asturiano de Alfredo Canteli. Instituciones que se han consolidado, que tienen prestigio, y a dónde quiero mirar.

- ¿De qué manera se tratará de solucionar la fuga de socios?

- Tu perteneces a algo porque te interesa pertenecer. Aquí en Oviedo hay una tradición inmensa, llegó a tener 20.000 socios. Pero a parte de estar metido en los genes de la memoria histórica de Oviedo queremos ir más allá. Trataremos de crear incentivos para que esa cuota de diez euros sea atractiva, a parte del bollo preñao y la botella de vino. Un descuento en el Filarmónica o el Campoamor, organización de campeonatos o conciertos, acuerdos con el Real Oviedo… La SOF está en Segunda División y nuestra intención es ascender a la División de Honor. Y lo primero es hacer atractivo el Día de América en Asturias.

- Una festividad en la que se prevén cambios.

- El objetivo es que se aun día que se señale en el calendario de los asturianos como festivo. Que sea realmente un día de todos los asturianos, no es el día de Oviedo. Y para eso hay que aproximarlo a los concejos más lejanos a la capital, hacer posible que esa gente se acerque. Un día de semana es imposible que se acerquen porque la gente trabaja, va al colegio… Sería idóneo trasladarlo a fin de semana. Y no olvidemos que el Día de América en Asturias nace en domingo. Podría trasladarse una semana antes del fin de semana de San Mateo, por ejemplo. Podría ser un reclamo para que los asturianos se acerquen a Oviedo. También nos gustaría que la ciudad pudiese señalarse en el mapa desde ciudades americanas. Poder exportar tradiciones y culturas a los países, además de realizar la labor cultural, como conferencias bilaterales, encuentros de artistas… Cualquier cosa que haga que Oviedo salga del recinto.

- Tras una victoria tan igualada, con 50 votos de diferencia. ¿En la SOF existe división o es un proyecto integrador?

- Lo primero que hice al terminar la votación fue darle la mano a Emilio del Nido y decirle «tienes alguna idea que me parece estupenda y que, si me permites, retomaré si nos dejas». Por su parte el comportamiento ha sido extraordinario, se han ofrecido a participar y ayudar absolutamente en todo lo que puedan. En esta sociedad no sobra nadie, lo que quiero es sumar, no restar. Manos abiertas, manos tendidas, sumando hacemos un edificio más grande, lo tengo muy claro.

Comentarios

Díaz de Miranda: «Tenemos que crear caminos de consenso y concordia con el ayuntamiento»