«No intentaré ser un político porque sería un mal político»

OVIEDO

Alfredo Canteli
Alfredo Canteli Tomás Mugueta

Alfredo Canteli, candidato del PP a la alcaldía, aspira a conseguir mayoría absoluta y se declara «100% oviedista»

04 feb 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El PP de Oviedo se presenta a las próximas municipales con un objetivo ambicioso pero claro: conseguir la mayoría absoluta. Alfredo Canteli, candidato de los populares a la alcaldía, repasa sus principales ideas para la capital. No descarta posibles alianzas pero no quiere aventurar ningún escenario hasta que se conozcan los resultados. Se muestra crítico con el tripartito y avanza los principales proyectos que tiene en mente para la ciudad. En cuanto a temas más polémicos, como su relación con Agustín Iglesias Caunedo, presidente del partido en Oviedo, que está imputado por el caso Aquagest, afirma que debe ser el partido el que decida su futuro, aunque le desea «lo mejor, de corazón». En cuanto a su apoyo al Oviedo ACF, se muestra tajante: «soy oviedista al 100%». 

- Después de muchos ofrecimientos, ahora se decide a presentarse a las elecciones. ¿Qué ha cambiado?

- Antes no se daban las circunstancias. Yo trabajaba en el Banesto, con responsabilidades importantes, y no podía. Nunca pensé entrar en política, aunque reconozco que sí tenía un poco de gusanillo. Después, como presidente del Centro Asturiano, me lo ofrecieron varias veces. Yo allí iba para cuatro años y estuve casi 20. Hicimos un proyecto de obras a 12 años, aunque al final hicimos muchas cosas más, y quería completar eso. Ahora cambiaron muchas cosas. Siempre me preocupó estar en el Centro un día más de lo debido porque siempre hace falta gente nueva que aporte nuevas ideas. A los que llegan ahora les diría que no les preocupe la deuda, hay que deber lo que se pueda pagar, eso es gestión pura y dura.

Además, se da otra circunstancia. Soy independiente pero voto al PP, y ha habido un profundo cambio dentro del partido. Tiene gente que a mí me encandiló. Cuando recibí la primera llamada me extrañó mucho. No sabía si era real o una broma, por lo que luego lo confirmo con el teléfono de Teodoro García Egea. Veo que es cierto y, a partir de ahí, lo hablo con mi familia y cuando me di cuenta ya estaba interviniendo en la proclamación de las candidaturas.