«Objetivo empleo» para reforzar los servicios municipales

El área de Interior convoca las 180 plazas de funcionario correspondientes a las ofertas de 2018 y 2019. La concejalía de Iván Álvarez ampliará a 800 personas las contrataciones anuales de los planes de empleo


El reto es el empleo. Con el mandato municipal ya en sus últimos meses antes de las elecciones de mayo, el área de Interior del Ayuntamiento, de la que dependen las políticas de contratación de trabajadores públicos para el consistorio, tiene en la ampliación y la consolidación de la plantilla su desafío para este tramo final de su gestión. «Para nosotros, se trata de un eje estructural, algo que tiene una importancia fundamental en estos meses y la seguirá teniendo en el próximo mandato», señala el concejal Iván Álvarez (IU).

Su equipo se ha concentrado desde el principio en intentar reducir el déficit de personal del ayuntamiento. La combinación del abandono en las incorporaciones durante la anterior etapa política y de los efectos de las políticas de austeridad impuestas a los ayuntamientos por el Ministerio de Hacienda han dejado en los huesos una plantilla que ya era escasa al comienzo de la crisis. Álvarez es partidario de la eliminación de la tasa de reposición de los funcionarios. En los momentos de mayor rigor del ajuste solo permitía reemplazar a uno de cada diez trabajadores que se jubilaban. Ese puño de hierro se ha relajado y la tasa ha vuelto al 100%. Cada baja por retiro puede compensarse. Pero ningún concejo puede ir más allá e incrementar su fuerza laboral. «Es absurdo. Tenemos trabajo que ofrecer, parados que lo necesitan y dinero para financiarlo, pero no nos dejan ir más allá», lamenta Álvarez.

Baja el paro

IU completará sus cuatro años en el gobierno municipal con la satisfacción de ver bajar las listas del paro en el municipio. Quedan 14.800 inscritos de los 19.700 que había en 2015. La creación neta de empleo se cifra en unos 3.000 puestos de trabajo. El resto de la reducción se debe a la marcha de las personas que no encontraban trabajo en Oviedo. El Ayuntamiento tiene capacidad para ofrecer alrededor de 1.000 puestos este año: 180 estables y fijos con la convocatoria de las ofertas públicas de empleo correspondientes a los ejercicios 2018 y 2019 y alrededor de 800 más, temporales, gracias a los planes de empleo. Las últimas ediciones han permitido contratar a 500 personas por año, pero la capacidad ha aumentado recientemente con la llegada de unos fondos adicionales europeos: cinco millones para repartir en tres convocatorias distintas.

Álvarez considera unos de los logros de su mandato haber puesto al día esas ofertas públicas de empleo que encontró sin ejecutar a su llegada a la concejalía. Ya solo quedan por adjudicar cuatro plazas anteriores a 2018, y las de este año y el pasado acaban de anunciarse. Son 180 en total. Las primeras en salir serán las de administrativo. Hay varios motivos para esa elección. Son, por una parte el grupo más numeroso, de manera que puede beneficiarse de entrada a más aspirantes. Además, se trata de una categoría laboral que está en la base del funcionamiento municipal. Muchos asuntos se atascan por falta de manos para tramitarlos.

La convocatoria incluye también bomberos, arquitectos técnicos o trabajadores sociales. Con solo 900 empleados municipales para gestionar una ciudad con 220.000 habitantes, la plantilla del Ayuntamiento de Oviedo está muy por debajo de las que tienen otras ciudades del norte con un tamaño similar. Gijón y Santander son los ejemplos más cercanos. «Nos falta músculos funcionarial. Cuando el Ayuntamiento podía, en la década expansiva anterior a la crisis, eligió no contratar por motivos ideológicos. Era más fácil pedir administrativos a una empresa privada. Ahora sufrimos las consecuencias de esa falta de previsión», remata Álvarez.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

«Objetivo empleo» para reforzar los servicios municipales