El giro social de Oviedo

Las ayudas destinadas a los colectivos más vulnerables, como los niños, mayores o dependientes han aumentado significativamente en los últimos años

Un comedor escolar
Un comedor escolar

Oviedo

El ritmo de salida de la crisis no es el mismo para todos. La recesión ha golpeado con especial virulencia a los colectivos más vulnerables, que en muchos casos entran en riesgo de exclusión al ver como su situación de precariedad se cronifica. Con el objetivo de que esto no suceda y que nadie se quede al margen de esa mejoría de la economía, el tripartito se ha puesto como una de sus grandes metas conseguir un Oviedo más justo. Para ello, ha incrementado las ayudas a los colectivos más castigados, como son los niños, los mayores y los dependientes. El ayuntamiento ha aumentado en los últimos años las partidas destinadas a luchar contra la pobreza infantil y la energética, el gasto en ayudas a domicilio para mayores y dependientes y ha aumentado el gasto en becas escolares. Las cifras de inversión en este tipo de políticas suponen un récord histórico en la capital de Asturias.

Pobreza infantil

La Concejalía de Atención a las Personas e Igualdad lanzó a finales del año pasado una nueva convocatoria de ayudas a familias con menores en riesgo de pobreza que eleva la cuantía global a cerca de 1,3 millones de euros, casi 300.000 más que el ejercicio anterior.

El ayuntamiento concede 700 euros a las familias que se encuentran dentro del tramo de hasta el 60% de ingresos y prorratea el resto de la dotación presupuestaria entre las que se encuentran entre el 60% y el 100%.

Pobreza energética

Otra de las partidas que evidencia el giro social son las ayudas energéticas. Más de mil familias ovetenses recibieron ayudas para afrontar los gastos energéticos a lo largo de 2018. Atención a las Personas e Igualdad del Ayuntamiento de Oviedo atendió más solicitudes y fondos destinados al programa de garantía energética que el año anterior, con más de 496.000 euros. El dinero se destinó a cubrir las deudas de luz, gas y agua, además de reconexiones y suministradores de calor.

El número de ayudas se ha ido incrementando en los últimos años de 887 en 2017 a 1.005 el pasado año, y muy por encima de las 272 registradas en 2015. También la cuantía se ha elevado en más de 58.000 euros en el último año.

Las cuantías que percibe cada unidad familiar varían en función del número de integrantes, desde los 751,96 euros en el caso de una familia con uno o dos miembros, hasta los 939,95 euros con seis o más integrantes.

Becas escolares

Las becas escolares han batido un nuevo récord histórico en el municipio. Este tipo de ayudas crecieron el curso pasado hasta los 8.309 y están respaldadas por un presupuesto global de casi 3,5 millones de euros, una cuantía que dobla a la del curso 2014-15. Para el curso actual hay concedidas 3.976 solicitudes más que hace tres años.

Las ayudas con un mayor presupuesto (2.975.090,16 euros, un 16.30% más que el curso anterior) son las de comedor, que han registrado un crecimiento de 889 beneficiarios para llegar a las 5.213 solicitudes concedidas.

Las becas de desayuno, que en la convocatoria de este curso alcanzan los 983 beneficiarios (un 44,35% más que el periodo lectivo anterior, suponen una partida presupuestaria de 263.987 euros, (un 33,34% más que en 2017-18). En concreto, Educación se hará cargo de la mitad del coste de 745 menús y 136 desayunos diarios.

Las becas de libros de texto, por último, crecen también con el nuevo curso con 271 nuevos usuarios, (que elevan la cifra total a los 2.113) y un presupuesto de 211.600 euros (un 14,88% más que en la convocatoria anterior).

Ayudas a domicilio

El otro pilar de la política social del tripartito es la ayuda a domicilio para mayores y dependientes. El equipo de Gobierno local, con el apoyo de todos los grupos, ha impulsado la integración de la ciudad en la Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Mayores. Además, este verano finaliza el contrato con la empresa que se encarga de la ayuda a domicilio. En el nuevo contrato, si nada se tuerce, la partida aumentará un millón de euros al año hasta alcanzar los 20 millones en cuatro años.

De esos 5 millones anuales, 4 millones van destinados a la ayuda a domicilio en la zona urbana y el otro millón es para la zona rural. El objetivo es que el nuevo contrato entre en funcionamiento en junio, cuando finalice el actual. 

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

El giro social de Oviedo