La iglesia que acabó siendo hospital provincial en el corazón de Oviedo

La edificación, situada en la parcela que ocupa actualmente la Junta General, fue derruida en 1902


Oviedo

Oviedo es una ciudad llena de secretos y de rincones sorprendentes. Un paseo sosegado por el centro sirve para impregnarse del espíritu de una localidad que respira historia por los cuatro costados. Y eso a pesar de que el desarrollo urbanístico se ha llevado por delante un buen puñado de construcciones y lugares difíciles de imaginar en el callejero actual. Un ejemplo es una iglesia del siglo XIII y situada en la parcela que hoy ocupa la Junta General del Principado que fue derruida en 1902. Durante los siglos que se mantuvo erguida tuvo diferentes usos, entre los que destaca el de hospital provincial.

Las peculiaridades de la edificación han sido detalladas por los responsables del grupo de Facebook «T Oviedo», que realizan una valiosa labor de difusión de aspectos de la historia de la ciudad que merecen un capítulo destacado. En una de su últimas publicaciones, narran todas las vidas que tuvo la construcción de origen religioso ubicada en Suárez de la Riva. Fundada en Oviedo en algún momento del siglo XIII por un discípulo de San Francisco de Asís, de esta fábrica inicial se desconoce todo, explican desde «T Oviedo».

En el año 1487, el gobernador de Asturias Alfonso de Valdecarzana reedificó la iglesia completamente. Por las investigaciones realizadas en años posteriores, y a pesar del desconocimiento existente, los responsables del grupo sostienen que se trataba de planta de cruz latina. La capilla mayor, las dos colaterales, de menor altura, y el crucero eran de estilo gótico.

El ábside, de planta poligonal de siete lados, tenía cinco ventanas apuntadas y contrafuertes escalonados, siguiendo el modelo de otras muchas iglesias franciscanas. Inicialmente tenía un claustro pero en algún momento se construyó un segundo. En el siglo XV también se añadió la capilla de los Argüelles adosada a la nave izquierda del templo y, a lo largo de los siglos se fueron añadiendo otras de las principales familias ovetenses y asturianas: Quirós, Valdés, Miranda…

Hospital

Tras la desamortización de Mendizábal, el edificio cambia su función religiosa por la de beneficencia puesto que el primer Hospital General de Asturias se ubicó aquí. Este hospital único finalmente se abrió en el año 1837. Años después fue declarado provincial y pasó a depender de la Diputación provincial de Oviedo. Según recoge F. Canella en su libro sobre Oviedo de 1888 y explican desde T. Oviedo, para su instalación se hicieron obras de adecuación del exconvento, que tenía ocho salas para hombres, cinco para mujeres, galería de baños, salas de autopsia y depósito, cocina, lavadero, estufa para desinfección de ropas, jardín y huerta.

El nivel de detalle evidencia que de esta última época sí se conserva información precisa. Contaba con un director, personal administrativo, dos capellanes, seis médicos, siete practicantes, dieciocho hermanas de la caridad, un farmacéutico, dos ayudantes y trece enfermeros y el régimen de visitas médico era de dos diarias además de un servicio de guardia permanente.

Con el tiempo, este hospital también resultó insuficiente, por lo que la diputación enajenó el edificio en 1882 y con la venta del solar construyó un nuevo hospital en Llamaquique. Con motivo de la apertura de Uría en el último tercio del siglo XIX y la urbanización de la calle Fruela a partir de 1880, era cuestión de tiempo que el edificio desapareciese. Finalmente, en el año 1902 se comenzó a derribar, ocupando actualmente su solar la Junta General del Principado. Con su derribo también se abrieron las calles Principado y Suárez de la Riva.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

La iglesia que acabó siendo hospital provincial en el corazón de Oviedo