Oviedo nombra hijo predilecto a título póstumo a Juan Cueto

El pleno aprueba la propuesta por unanimidad

Juan Cueto
Juan Cueto

Oviedo

El pleno del Ayuntamiento de Oviedo ha aprobado por unanimidad nombrar hijo predilecto de la ciudad a título póstumo al escritor y periodista Juan Cueto Alas, fallecido el pasado mes de enero en Madrid, como «ovetense y asturiano universal» y «ciudadano ejemplar».

La resolución propuesta por la alcaldía y aprobada en un pleno extraordinario distingue a Cueto Alas como «uno de los mejores intérpretes de la transformación continúa de la comunicación y de la relevancia del mundo audiovisual», informa Europa Press.

Cueto, descendiente de Leopoldo Alas Clarín y uno de los grandes comunicadores y articulistas más influyentes en los años 80 y 90, «fue capaz de innovar y transformar las formas de contar en diferentes soportes y hacerlo con una perspectiva ingeniosa e inteligente».

Columnista y crítico de televisión de «El País» desde su fundación en 1975, también fue colaborador de Radio Nacional de España, de «ABC» y de otros diarios españoles, y lo largo de su carrera profesional obtuvo galardones como el Premio de Periodismo César González Ruano (1983) y el Francisco Cerecedo (1987). Nacido en 1942 en los aledaños de Campo de San Francisco de Oviedo, el periodista se licenció en Derecho en la Universidad de Oviedo y más tarde en Ciencias Políticas en Argel y en Periodismo en Madrid.

A lo largo de su vida fundó o dirigió diversas publicaciones y proyectos editoriales como Júcar, Etiqueta Negra, la Revista Asturias o los Cuadernos del Norte, una publicación que recoge «una crónica apasionante» de unos años que transformaron el país. Cueto fue además uno de los fundadores y artífices de la puesta en marcha de Canal Plus España, publicó una docena de libros, ejerció la docencia y escribió para el cine.

Entre otros, fue autor de títulos como «Guía secreta de Asturias» (1974), «Los heterodoxos asturianos» (1975), «Mitologías de la modernidad» (1982), «La sociedad de consumo de masas» (1983), «Exterior noche» (1983 y 1985), «Guía espiritual de Miguel de Molinos» (1970) o «Retrato de Camilo José Cela» (1989), escrito en colaboración con Alfonso Zamora Vicente.

También publicó «Traficando con el instante» (1990), «El siglo de la duda» (1990), «Pasión catódica» (1995), un libro en el que reflexiona sobre los años de la transición, con la televisión como hilo conductor, a la que siguió «Recuerdos de la vida del pintor Evaristo Valle» (2000); el citado «Cuando Madrid hizo pop: de la posmodernidad a la globalización» (2011) y «Yo nací con la infamia: La mirada vagabunda» (2012), el último de sus libros.

Comentarios

Oviedo nombra hijo predilecto a título póstumo a Juan Cueto