Guerra a los conductores borrachos

La Policía Local de Oviedo duplicó en 2018 el número de pruebas de alcoholemia

Pruebas de alcoholemia realizadas por la Policía Local de Oviedo
Pruebas de alcoholemia realizadas por la Policía Local de Oviedo

Oviedo

Alcohol y volante no mezclan bien, y por ello el Ayuntamiento de Oviedo ha declarado la guerra a los conductores que todavía cogen su vehículo con unas copas de más. En 2018, la Policía Local duplicó el número de controles de alcoholemia en la ciudad y, según aseguran desde Seguridad Ciudadana, la tónica está siendo la misma en lo que va de este año.

El ayuntamiento afirma que los positivos registrados en estas pruebas son un porcentaje elevado, un hecho que evidencia que «queda mucha tarea por hacer para que desaparezca el consumo de alcohol y drogas cuando se conduce un vehículo y, con ello, se mejoren las condiciones de seguridad vial». Para que ese control sea más estricto, la Policía Local continúa desarrollando el Plan de Prevención de la Accidentabilidad, un objetivo fundamental de la estrategia de Seguridad Vial en las zonas urbanas.

El plan establece, entre otras actuaciones, «la realización de controles de velocidad, la mejora de la señalización y efectuar verificaciones permanentes en controles de alcohol y drogas», un aspecto que desde el consistorio consideran «imprescindible» para incrementar los niveles de seguridad en el tráfico en el municipio.

Por todo ello, Seguridad Ciudadana ha adquirido un drogotest, lo que va permitir, de manera inmediata, una mayor eficiencia en el control del consumo de drogas por parte de los conductores. En 2018, con 2.327 pruebas de alcoholemia efectuadas, se duplicó ampliamente el número de estos controles con respecto a 2017 (1.020 pruebas). Y en 2019 se mantiene la misma línea de actuación, con 402 pruebas en el primer trimestre del año (17 positivas y de ellas 5 de carácter penal y 12 de carácter administrativo).

Resultados de las pruebas de alcoholemia en Oviedo
Resultados de las pruebas de alcoholemia en Oviedo

Las directrices de la Policía Local pasan por mantener estas verificaciones permanentes, con controles diarios a distintas horas del día y la noche y en distintas zonas del municipio, con el fin de reducir el consumo de alcohol y drogas «concienciando a los conductores sobre los riesgos de estos consumos cuando se va al volante».

Comentarios

Guerra a los conductores borrachos