«El objetivo es que Oviedo sea el referente del norte y el motor de Asturias»

Fernando Tejada, candidato de Foro a la alcaldía, explica las propuestas con las que su formación quiere impulsar Oviedo

Fernando Tejada, candidato de Foro a la alcaldía de Oviedo
Fernando Tejada, candidato de Foro a la alcaldía de Oviedo

Oviedo

Foro se quedó sin representación en el ayuntamiento en las elecciones de 2015. Cuatro años después, Fernando Tejada aspira a que el partido vuelva a tener peso en la ciudad y a formar parte del próximo equipo de gobierno. El candidato a la alcaldía marca distancias con el resto de partidos conservadores pero tiende la mano a la negociación. Asegura que no tiene líneas rojas y que su único objetivo es que Oviedo sea el líder de las ciudades del norte y el motor de Asturias.

-¿Por qué se ha decidido a presentarse como candidato de Foro?

-Hay dos motivos por los que doy el salto. Uno es personal, por la relación con Carmen Moriyón. Hablé con ella, me contó su proyecto y creo que es el mejor valor político que tiene la comunidad autónoma, con mucha diferencia. Tanto en lo personal, en el trato, como en la capacidad de gestión, de solucionar problemas. Lo que ha demostrado en Gijón es impresionante.

El segundo es que la dinámica que ha cogido Asturias en los últimos años te empieza a dar hasta miedo. De todos mis compañeros de promoción, el 80% vive fuera de Asturias. La gente de menos de 30 años tiene la cabeza puesta en marcharse a Madrid o al extranjero. Todas las noticias que salen, ya sea industria, minería, pesca… Todas son negativas. La sensación de que en Madrid no pintamos nada es palmatoria. Nosotros estamos fuera de todos los ejes de toma de decisiones y abandonados. Creo que ha llegado el momento de que o sacamos las cosas desde Asturias o no va a cambiar la dinámica. Por eso doy el paso de meterme en Foro, porque es el único partido que va a defender a los asturianos. Los otros partidos solo aspiran a repartirse cuotas de poder.

-En la actualidad Foro no cuenta con representación en el ayuntamiento. ¿Cuál es el objetivo en las elecciones municipales?

-Tenemos que volver al ayuntamiento y hacerlo para aportar nuestro punto de vista a la solución de los problemas. Vamos sin ninguna mochila porque el único objetivo es solucionar los problemas de los ovetenses. No participamos en un juego superior al asturiano y dialogar es nuestra forma de trabajo. Queremos estar en el grupo del ayuntamiento que va a tomar decisiones dentro de los cuatro próximos años.

-A las generales PP-Foro se presentaron en coalición pero aun así se produjo una sangría de votos. ¿Cómo cree que puede afectar esa separación en los comicios locales?

-En medicina es más fácil ser patólogo que clínico, que analiza el problema antes de que se muera el paciente. A posteriori es más fácil hacer las cosas. Ciertamente, se tomó una decisión porque se pensó que era la forma de tener diputado en Madrid, algo fundamental, porque se ve que todas las comunidades lo intentan y muchas lo consiguen. Nosotros decidimos que la mejor fórmula era la coalición. A posteriori, no ha salido bien. Habrá que analizar los motivos, pero el objetivo del partido es tener capacidad de toma de decisión en Madrid. Es la única forma de conseguir el bienestar de los asturianos.

-La oferta de partidos de derechas es amplia. ¿Qué diferencia a Foro del PP en Oviedo?

- Creo que el PP es un partido en descomposición, tanto ideológica como de capacidad de resolver problemas. Ni su capacidad de trabajo ni sus intereses son los de los ovetenses. Están desnortados y creo que su foco lo tienen en la pura superveniencia del partido nacional y en no tener un descalabro. Se plantean las elecciones como salir lo más vivos posible. Nosotros vamos con un solo foco, conseguir que Oviedo sea el motor de Asturias. Que la nueva economía asturiana, que pasará por el conocimiento, la tecnología y el valor añadido vaya introduciéndose, porque es lo que dará trabajo de calidad. El foco será trabajar por y para los ovetenses y no estamos preocupados por la posición en la política nacional en la que se quedará tras las elecciones, que es lo que le preocupa al PP. Se juegan hasta la supervivencia de su líder nacional.

-¿Y de Ciudadanos?

-Ciudadanos tiene una posición política atractiva para algún grupo de votantes, pero su dinámica nacional es de posicionarse frente al PP. Toma decisiones que no están pensadas en sus votantes. El ejemplo es cómo se han llevado a Arrimadas de Cataluña dejando huérfanos a sus votantes. No tiene ningún problema en presentarte a una persona y dentro de sus intereses personales hacer los movimientos que quiere para ganar terreno al PP. No me extrañaría que después de las elecciones, en una negociación entre Rivera y Sánchez, las posiciones políticas conseguidas en Asturias sean moneda de cambio. Eso debe tenerlo claro la ciudadanía. Vuelvo a decir lo mismo, el foco de Ciudadanos no está en Asturias, y eso es lo que nos diferencia claramente de ellos.

«El votante Vox ha votado con el estómago en las nacionales y en las autonómicas y municipales debe votar con el cerebro»

-¿Y de Vox?

- Para mí es un partido de la extrema derecha con unos planteamientos fuera del entorno político en el que me desenvuelvo. El votante Vox ha votado con el estómago en las nacionales y en las autonómicas y municipales debe votar con el cerebro, venir a los partidos que estamos para defender a los ciudadanos dentro del entorno legal que nos hemos dado. Presentarse unas autonómicas diciendo que quieres quitar las autonomías es absurdo. Y como eso todo lo que hacen. Nosotros seguimos con nuestro discurso. Queremos que funcione bien el estado de derecho que nos dimos hace 40 años-

-Pese a esas diferencias, tendrá que pactar todos para gobernar ¿Será posible?

-Veo mucho margen de negociación en el pacto. Los que venimos de una vida laboral larga, en el trabajo ordinario todos llegamos a consensos. Los consensos siempre son al gana gana. Venimos a trabajar por los demás. Ninguna idea es mandamiento de la ley de dios, todos debemos aportar nuestro punto de vista y buscar puntos de consenso con el objetivo de que Oviedo sea referente en el norte y motor de Asturias. El que no entienda esto ni siquiera debería presentarse las elecciones.

 «El ayuntamiento no puede ser un problema, debe e ser una solución para el que quiera emprender»

-Lleva varias semanas de encuentros con colectivos y asociaciones. ¿Qué le transmiten los vecinos? ¿Cómo ven Oviedo?

-Lo primero, y es unánime con empresarios, grupos deportivos y vecinos, es que el ayuntamiento es impermeable a sus demandas. Los promotores culturales dicen que ni les merece la pena reunirse con el ayuntamiento y prefieren irse a otros concejos. Todos fueron visitados al constituirse la agrupación y no volvieron en cuatro años. Hay que hacer que el ayuntamiento sea permeable al ciudadano y facilitar a los empresarios la interlocución. El ayuntamiento no puede ser un problema, debe e ser una solución para el que quiera emprender. A nadie le gusta que le digan lo que no quiere oír, pero los ciudadanos tienen derecho a pedir y la solución no es no escuchar. Apostamos por una política de transparencia y apertura.

-Ha defendido su intención de potenciar las fortalezas de Oviedo. ¿Cuáles son esos puntos fuertes?

-Oviedo tiene un montón de fortalezas. Conocimiento, tecnología, cultura, comercio, gastronomía… Con todas ellas, el ayuntamiento debe crear el sistema de vasos comunicantes entre ellas para que todo sume en la ciudad. El ejemplo es la Universidad y la industria del conocimiento, que deben ir de la mano. Debemos tener una milla del conocimiento donde todo el potencial que tenemos hay que trasladarlo a la ciudad. Tenemos espacios para hacerlo, para desarrollar toda una nueva economía. Tenemos potencial para mejorar el turismo de congresos, que iría de la mano del cultural. Tenemos una de las cinco operas más importantes de España. Tenemos ocio y deporte, y podemos incorporar competiciones nacionales e internacionales como se hizo en su época. El potencial de crecimiento es inmenso. Y todo eso suma de forma exponencial. Hace 20 años competíamos por Bilbao en el norte y ahora hemos desaparecido del mapa. Esto tiene que cambiar.

«El tripartito no ha hecho nada porque no tiene capacidad de gestión»

-¿Qué balance hace de los cuatro años de gestión del tripartito?

-Los vecinos nos transmiten que no ha existido gestión del tripartito. Se han centrado en un tema, Santuyano. No han hecho nada porque no tienen capacidad de gestión, pero porque no les interesa. Ellos han usado el ayuntamiento como su plataforma publicitaria, dando una imagen bochornosa. Si montas una coalición, debes ser honesto con tus compañeros. El maltrato entre ellos me ha producido vergüenza ajena. Así no se puede plantear un gobierno municipal a cuatro años. Con esos mimbres, es imposible. Cada uno tenía sus intereses personales. Ha sido el gobierno de que hay de lo mío. No les ha importado lo del resto y han sido incapaces de dialogar ni de resolver ningún problema de los ovetenses.

-¿Han hecho algo bien?

-Bajar la deuda. Como no gastaban, han dejado 50 millones en un cajón. La ley te obliga a restricciones, pero debes ser capaz de ejecutar el presupuesto. Cuando no lo haces, con ese remanente puedes bajar la deuda, tener fondo de inversiones. La nueva corporación entra con un fondo de maniobra de 50 millones.

«Las líneas rojas son propias de partidos agarrados a una ideología de la que no son capaces de bajarse»

-Si consiguiera representación, ¿cuáles serían las líneas rojas para formar parte del equipo de gobierno?

-Las líneas rojas son propias de partidos agarrados a una ideología de la que no son capaces de bajarse. Es decir, es algo típico de Vox y Podemos. Los partidos más centrados tienen menos líneas rojas y nosotros vamos a intentar ser capaces de negociar bienestar para los ciudadanos. Las líneas rojas vendrán más de otros que de nosotros. Salvo planteamientos económicos estrambóticos, de modelos caducos, hablando con normalidad no tenemos ninguna línea roja.

-¿Y la primera medida que impulsaría?

- Rehacer la interlocución con los ciudadanos y con el mundo de la empresa y los empresarios. Eso para el primer día. Luego el proyecto estrella será arreglar la movilidad y lanzar la Ronda Norte. Es una idea nuestra, aunque luego todos se han sumado a ella. Igual que Moriyón en Gijón con el plan de vías, nosotros sacaremos adelante la ronda.

-¿Qué propone para la zona rural?

-La zona rural es una de las grandes abandonadas. No puede ser que todos paguen los mismos impuestos y no disfruten de los mismos servicios. En todas las reuniones con los ovetenses que residen en la zona rural, siempre nos trasladan que fueron a visitarles hace cuatro años y no han vuelto. Con Foro Oviedo eso va a terminar. Vamos a terminar con un concejo a dos velocidades.

-¿Qué modelo de Ronda Norte defiende?

-El proyecto original de 2003 ha cambiado. Ha cambiado la legislación y las capacidades técnicas. Para el proyecto tengo confianza en los técnicos de los ministerios. Tienen que preparar un trabajo impecable medioambientalmente. Con las técnicas actuales, el único problema es financiar las obras. Y eso debe hacer lo Madrid. Defenderemos la opción que menos impacto tenga. Para eso hay ingeniero y técnicos. Debe asegurar la movilidad integral de la ciudad y un impacto cero en el entorno.

-También tiene planes para General Elorza…

-General Elorza es una autovía dentro de la ciudad que se junta con Avenida Santander. Hay seis carriles por debajo de la calle Uría y al lado de la estación. Somos la única ciudad con una autovía atravesando el centro y encima está atascada mínimo tres veces al día. Esto hay que cambiarlo. General Elorza debe ser un Bulevar con una densidad de tráfico asumible por el centro. Eso pasa por cambiar la movilidad, crear la Ronda Norte y cambiar la forma en que los ciudadanos se desplazan.

Comentarios

«El objetivo es que Oviedo sea el referente del norte y el motor de Asturias»