La importancia del líder en las elecciones municipales

La comparativa del voto de los ovetenses en las autonómicas y las locales arroja datos curiosos

Los siete candidatos a la alcaldía de Oviedo
Los siete candidatos a la alcaldía de Oviedo

Oviedo

Un buen entrenador puede llevar a un equipo mediocre de cualquier disciplina deportiva a lo más alto, de la misma manera que uno malo puede acabar con las aspiraciones del grupo más capacitado. La importancia del líder a la hora de gestionar proyectos se extiende a todos los ámbitos de la vida, y el último ejemplo han sido las elecciones del 26M. La comparativa entre la forma de votar de los ovetenses en las municipales y las locales evidencia que la elección del candidato ha sido determinante. Si se contraponen los sufragios de los dos comicios, el resultado deja algunas conclusiones llamativas y un claro ganador: Alfredo Canteli (PP), que es el que más apoyos ha recibido en contraposición a la candidata de su partido a la Junta General del Principado. Además, hay unas cuantas sorpresas.

Canteli se ha definido a sí mismo como un gestor más que como un político. Esa imagen que ha intentado dar de líder solvente parece que ha calado en la ciudadanía. No solo ha sido el que más votos ha recibido -35.370, que se traducen en 9 concejales-, sino que es el que más diferencia ha sacado a su compañera de partido en las autonómicas. Teresa Mallada consiguió en Oviedo 26.437 sufragios, es decir, 8.933 menos que Canteli. Con ese apoyo, los populares serían segunda fuerza, por detrás del PSOE.

En esa misma comparativa, Wenceslao López, alcalde en funciones y candidato del PSOE, sale peor parado que su compañero de partido y aspirante al Principado Adrián Barbón. La diferencia es mínima, pero Barbón obtuvo en Oviedo 29.874 votos, 487 más que López. Con todo, el líder local de la capital de Asturias puede darse por satisfecho, ya que sumó 10.0004 sufragios más que en las municipales de 2015.

Más sorprendente resulta el análisis de los apoyos en Ciudadanos. A pesar de que Ignacio Cuesta, candidato de Oviedo, sumó 8.825 votos más para su partido de los que consiguieron hace cuatro años -que le sirven para tener 5 concejales y ser la llave del próximo gobierno-, el resultado ha sido peor que el obtenido por Juan Vázquez en la capital. El candidato al Principado tuvo en la capital 4.134 sufragios más que Cuesta.

Somos perdió tres concejales respecto a las elecciones de 2015, pero su candidata, Ana Taboada, consiguió más apoyos que la número uno en listas de Podemos al Principado, Lorena Gil. Los resultados de la formación morada en la capital constatan una importante pérdida de apoyos, y eso a pesar de que Taboada tuvo en Oviedo 624 sufragios más que Gil.

Una de las lecturas más curiosas se produce en el estudio de los votos de IU. La coalición ha perdido sus tres concejales y se ha quedado sin representación, pero en la comparativa interna, su candidata local, Concha Masa, no sale mal parada. Masa consiguió 347 sufragios más en Oviedo que Ángela Vallina, la candidata al Principado. Con todo, es poco consuelo para una formación que aspiraba a ser clave en la formación del nuevo gobierno.

En el caso de Foro las diferencias también han sido significativas, en este caso penalizando al candidato local. Fernando Tejada tuvo 1.368 votos, muy lejos de los 3.854 que recibió Carmen Mariyón, candidata autonómica del partido, en la capital. También sale mal parada Cristina Coto, candidata municipal de Vox. La número uno de la lista del partido de extrema derecha tuvo 7.586 apoyos, 1.788 menos que Ignacio Blanco, el candidato al Principado.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La importancia del líder en las elecciones municipales