Un campeón ovetense decidido a levantar la gloria olímpica

Alberto Fernández, campeón de España de halterofilia se prepara en el Palacio de los Deportes con la vista fija en Paris 2024 y rechaza irse a Madrid: «Estoy a gusto con mi entrenador, mi club y mi ciudad y no me planteo irme»

Alberto Fernández con la medalla de bronce que consiguió en el Campeonato de Europa
Alberto Fernández con la medalla de bronce que consiguió en el Campeonato de Europa

Oviedo

No alberga duda alguna sobre cuales son sus objetivos y tiene muy claro desde donde quiere alcanzarlos. Alberto Fernández (Oviedo, 1997) acaba de proclamarse campeón de España de halterofilia, confirmando así la promesa deportiva que comenzó a vislumbrarse cuando el año pasado se trajo de Budapest una medalla de bronce del Europeo. Su último triunfo llega después de una lesión de hombro que le ha mantenido ausente de varias competiciones y ha frenado el ritmo de crecimiento de su palmarés. Le sirve como recompensa tras un proceso de recuperación que ha desarrollado en Asturias y que no ha apartado de su mente su principal meta deportiva: Los Juegos Olímpicos.

«Me han dejado caer lo de irme a la Blume (residencia del Centro de Alto Rendimiento de Madrid, donde entrena la élite nacional) pero aquí estoy muy bien», cuenta Alberto Fernández en el espacio que su club, el San Mateo, tiene en el Palacio de los Deportes de Oviedo. Abre los brazos para señalar el equipo que le rodea y sentencia que no está interesado en irse a ninguna parte. «Aquí tengo barras y discos», apunta con humildad para añadir que «estoy a gusto con mi club, mi entrenador y mi ciudad».

Es esa sensación de encontrarse en el lugar adecuado con la compañía correcta, cuenta, lo que le permite gozar del descanso mental que necesita para competir. Uno de los secretos que, por ejemplo, le han procurado dos récord de España en el campeonato en el que se hizo de oro la semana pasada. Levantó 155 kg en arrancada y 183 en dos tiempos. «Yo no puedo estar en un sitio en el que solo entreno, como y duermo. Me explotaría la cabeza», resalta Alberto Fernández, que revela el resto de ingredientes de su receta para el éxito: «Aptitudes, constancia y entrenamiento».

El levantador ovetense Alberto Fernández
El levantador ovetense Alberto Fernández

Este levantador de 21 años vive en el pueblo ovetense de Ayones, donde llegó hace cuatro años tras dejar el barrio de El Cristo. Allí estudió, en el colegio Buenavista I primero y en el instituto Fleming después. Y continúa ahora formándose, trabajando y entrenando. Está preparando las oposiciones a la Policía Local, consciente de las dificultades de vivir de la halterofilia y de la brevedad de las carreras deportivas.

Y dedica el resto de su tiempo a entrenar, «unas tres o cuatro horas diarias», y al trabajo. Es monitor de crossfit, una técnica de entrenamiento muy popular basada en encadenar ejercicios de alta intensidad, en un gimnasio de Lugones. La experiencia laboral que ha ido sumando, asimismo, le ha llevado a dar el salto y prepara la apertura de un negocio similar en Mieres, del que participará como entrenador y socio.

Complementa sus ingresos con una beca deportiva de la Federación Española que le ayuda a seguir adelante pero que no es suficiente. «No se puede vivir solo de eso», dice Alberto Fernández.

París 2024

Tras saludar a un par de compañeros que se le acercan con afecto, prosigue detallando sus planes para los próximos años. Resalta que las sesiones de crossfit no le sirven para reducir el tiempo que dedica a la halterofilia y ganar tiempo libre, ya que el cuerpo trabaja de forma distinta. También que la lesión que ha sufrido en el hombro le ha impedido estar en competiciones importantes y ha alejado la posibilidad de competir en los Juegos Olímpicos que Tokio albergará el año que viene. 

«Tengo la vista puesta en París 2024», confiesa el deportista ovetense, consciente de las dificultades del reto. «Llegaría con 26 años, que es una edad en la que en mi deporte se está a un nivel óptimo», comenta Alberto Fernández. Unas cuentas en las que tiene que encajar también estudios, trabajo y entrenamientos en Oviedo, con su métodos y compañeros de siempre. Un campeón local decidido a levantar la gloria olímpica.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Un campeón ovetense decidido a levantar la gloria olímpica