Roba una cartera y se gasta 1.000 euros en 20 minutos en artículos de informática y de telefonía

La autora es una vecina de Oviedo de 41 años que tenía antecedentes por hurto y tráfico de drogas

Un coche patrulla de la Policía Nacional
Un coche patrulla de la Policía Nacional

Oviedo

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una vecina de Oviedo de 41 años que sustrajo la cartera a una mujer en un centro comercial y realizó compras de artículos informáticos y de telefonía en veinte minutos, gastando unos 1.000 euros.

Los servicios de seguridad del centro comercial fueron alertados por una clienta que había posado su cartera, unos instantes, en el mostrador de la zona de bolsos y complementos para hacer la devolución de unos artículos y al instante le había desparecido. La empleada que había atendido a la víctima, de 64 años, había visto a una mujer aproximarse al mostrador, mientras disimulaba y se probaba algunas joyas de bisutería, por lo que se realizó una búsqueda discreta de la sospechosa por toda la superficie comercial para localizarla.

Un vigilante de seguridad la encontró cuando ésta finalizaba la compra de un smartphone en el departamento de telefonía utilizando para ello la tarjeta y el DNI de la víctima. Asimismo se comprobó que en ese intervalo de tiempo, unos veinte minutos, había adquirido también una tablet, una funda para protegerla y unos auriculares inalámbricos, un gasto de 1007,89 euros.

Los agentes de la Policía Nacional que acudieron al centro comercial acreditaron que la autora era una vecina de Oviedo de 41 años que tenía antecedentes policiales por hurto y por tráfico de drogas en distintos puntos de la geografía española. Fue detenida por hurto y por estafa al haber usurpado la identidad de otra persona para beneficiarse económicamente de ello. La arrestada llevaba puestos un collar y una pulsera, que igualmente había sustraído en el centro comercial en el momento en que se había apoderado de la cartera, informa Euorpa Press.

También este fin de semana fue detenido un hombre de 35 años de edad que estaba ofreciendo dosis de cocaína en las inmediaciones de un bar en el barrio de Cimadevilla. Los agentes que patrullaban por la zona, de paisano y con vehículo sin distintivos policiales, el domingo de madrugada observaron a esta persona mientras efectuaba un «pase» a uno de sus clientes.

Los agentes se aproximaron para comprobar el intercambio que habían realizado, y en ese momento tanto el comprador como el vendedor arrojaron al suelo varias papelinas de cocaína. Se realizó un acta de propuesta de sanción al comprador y se detuvo al vendedor, de 35 años y con antecedentes. También fueron identificados otros tres jóvenes que se hallaban en las inmediaciones con voluntad de adquirir la sustancia estupefaciente.

Comentarios

Roba una cartera y se gasta 1.000 euros en 20 minutos en artículos de informática y de telefonía