Las educadoras despedidas en Oviedo reclaman la mediación de la consejera de Cultura

El comité de empresa eleva a 27 las plazas vacantes, 22 no renovados y cinco plazas nuevas asignadas y no cubiertas. Asegura que la situación es crítica y que se necesitan «más brazos no más horas»

Representantes del comité de empresa del Ayuntamiento de Oviedo
Representantes del comité de empresa del Ayuntamiento de Oviedo

Representantes del comité de empresa del Ayuntamiento de Oviedo han anunciado que se ha solicitado una reunión con la consejera de Educación, Carmen Suárez, para pedir la mediación del Principado ante la decisión unilateral del Gobierno local de prescindir de 27 puestos de educadoras para las escuelas de 0 a 3 años del municipio, entre 22 contratos por obra y servicio no renovados y cinco nuevas plazas asignadas y no cubiertas.

La delegada de CCOO, Oliva Alegre, ha señalado que, además de enviar un escrito y pedir una reunión al bipartito, se ha solicitado un encuentro con la nueva consejera para informarle de la situación generada en los centros después de que este lunes el ayuntamiento notificase que prescindía de 27 puestos cuando las necesidades de personal ya que encontraban en «situación crítica». Alegre ha indicado que la plantilla de las siete escuelas de 0 a 3 años de Oviedo contaba hasta ahora con 124 profesionales, 122 mujeres y dos hombres, y que el Principado había asignado para este nuevo curso 5 vacantes más sin nombre, hasta alcanzar una plantilla de 129 profesionales.

Así, remarca que con la decisión unilateral del equipo de Gobierno de PP y Ciudadanos de prescindir de 27 puestos las escuelas quedan con una plantilla de 102 educadoras. Una cifra que, sostiene, es insuficiente para garantizar la calidad del servicio, que se ha iniciado este mismo jueves con el periodo de adaptación. «El problema vendrá a partir de la semana con el horario completo», advierte, asegurando que las familias están impactadas y movilizadas.

En la misma línea, la representante sindical de STAO, Eva Montes, ha argumentado que la propuesta anunciada públicamente por el Ejecutivo local de pasar a jornada completa a las educadoras que prestan servicio a jornada parcial es insuficiente porque «la situación no se arregla al pasar las jornadas de 5 a 7 horas. Se necesitan más brazos, no más horas», ha apuntillado.

José Ignacio Rico, de Csif, ha redundado en el total rechazo que ha generado entre el personal municipal la decisión del equipo de Gobierno de despedi" a más de una veintena de educadoras con «el único argumento» de la existencia de un informe de la abogacía municipal advirtiendo del riesgo de incurrir en presuntas irregularidades en la contratación. Ha explicado que existen múltiples formas de contratación para no tener que llegar a prescindir de tantos puestos necesarios, añadiendo que desde hace veinte años se han empleado los contratos por obra y servicio tanto en el Ayuntamiento de Oviedo como en otras administraciones sin que ello haya supuesto «la imputación de políticos ni funcionarios».

Según los representantes sindicales, el equipo de Gobierno ya conocía el informe en julio por lo que, sostienen, pudo haber «tiempo suficiente para buscar una solución que evitara esta grave decisión». «No hubo preaviso en el despido», lamentan. El 14 de agosto se publicó la lista de asignación de personal para escuelas y estaban incluidas las afectadas por el despido.

La nota discordante la ha protagonizado el representante de UGT, Miguel Ángel Villarino, quien considera que desde el gobierno local sí se está apostando por la negociación al plantear la ampliación a la jornada completa de aquellas educadoras que continúan. Ha pedido «calma» a la veintena de profesionales afectadas a la espera de conocerse las sentencias judiciales en curso sobre su situación laboral.

Por contra, la representante de CCOO ha recriminado la falta de voluntad negociadora de los concejales de Personal, Mario Arias (PP), y de Educación, José Luis Costillas (Ciudadanos) por no haber informado al comité de empresa ni a las educadoras antes de notificar la no renovación de los contratos el día 2 de septiembre, cuando ya estaban incorporadas a su trabajo en los centros; y no haber presentado hasta el momento ninguna propuesta por escrito para corregir la situación. Sostiene que desde la apertura de la primera escuela en 2003 todo el personal fue contratado con una vacante por obra y servicio. «Hasta ahora nunca fueron para casa», ha dicho, reclamando que se readmita a las educadoras hasta que se conozcan las sentencias sobre su situación laboral.

Comentarios

Las educadoras despedidas en Oviedo reclaman la mediación de la consejera de Cultura