Oviedo, escenario de Youtube y Spotify

Javier Fernández
Javier Fernández REDACCIÓN

OVIEDO

Alberto García, guitarrista y cantante de una de las bandas asturianas del momento
Alberto García, guitarrista y cantante de una de las bandas asturianas del momento Tomás Mugueta

Internet ha globalizado la música y el acceso a todo tipo de canciones ha propulsado el talento que florece en una red de locales con una animada programación de conciertos en directo

01 oct 2019 . Actualizado a las 10:44 h.

Todo un universo musical disponible a un solo click de distancia. Las plataformas de reproducción de vídeos y canciones, muchas de ellas gratuitas, han convertido internet en una gigantesca escena musical sin barreras. Un espacio globalizado, que no entiende de fronteras y en el que se han caído los límites del acceso a los contenidos. Un paraíso para los melómanos que, además, sirve de infinita fuente de formación e inspiración a toda una generación de músicos. Esa savia nueva que cuenta en Oviedo con una red de locales que apuestan por una animada programación de conciertos en directo y que permiten echarse la guitarra al hombro para pasar de lo digital a lo tangible. Un salto para poner en práctica todo cuanto se ha explorado en internet sobre el escenario.

«La escena musical actual está en Youtube y en Spotify. En Oviedo tenemos la suerte de tener una serie de canchas en las que salir a jugar y que en otros lugares, como en Gijón, no las hay». Así resume Alberto García, una de las principales figuras de la música asturiana del momento, el crecimiento de la capital de Asturias como sala de fiestas de las grandes plataformas digitales de música. Su banda, Alberto&García, es una de las habituales de un panorama musical que tiene uno de sus principales centros de actividad en la calle Martínez Vigil. Tanto Manglar como Gong encienden luces y altavoces con regularidad. Pero el principal templo musical en la vía que sube de la Glorieta de Cruz Roja hacia la Plaza de la Catedral es La Salvaje. Una referencia por su animada programación, que cuenta con encuentros de micro abierto en el que las jóvenes promesas pueden probarse ante el público. El otro gran polo de la actividad musical ovetense se encuentra en Lata de Zinc, en el barrio de Otero. Un chigre cultural en el que que vermús, cenas y conciertos se dan la mano para ampliar algunos de los conceptos que definen los escenarios en los que Oviedo florece como ciudad de música y talento.

«Hay gente muy joven haciendo cosas de calidad», destaca Alberto García, al que todos los oyentes del programa Hoy empieza todo escuchan en la cadena nacional Radio 3. Su versión de la canción Acalorado? hace las veces de sintonía inicial durante el verano, completando su proyección fuera de Asturias. Es un grupo al que sigue con atención toda la cantera ovetense, de la que ya han salido grupos como Mingote o Tigra. Estos últimos son ya una referencia entre una serie de «muy buenos artistas haciendo muy buena música». A todos estos locales, además, hay que sumar el Concurso de Rock Ciudad de Oviedo, que lleva el nombre de Alejandro Blanco Espina, el fallecido bajista de Ilegales. Una de las bandas que en los últimos años, y con una larguísima trayectoria a sus espaldas, más repercusión está teniendo en el panorama nacional. Entre los asturianos y como referencia a quienes empiezan, también son destacables los ejemplos de WarCry o Desakato, grupos cuyos pasos sueñan con seguir quienes compiten en el torneo musical que se celebra durante San Mateo. «Hace dos años se hicieron cambios en el formato, se reforzó el concurso y se consolidó con un cambio de escenario, formato y producción», explica Alberto García que celebra este encuentro de grupos como una oportunidad de «ver qué andan haciendo ciertas bandas locales».