Las ocho propuestas vecinales para reducir el tráfico en Ciudad Naranco sin la Ronda Norte

Activa Ciudad Naranco elabora un informe detallado en el que descarta la conveniencia de construir un túnel y critica que Fomento haya elaborado el estudio sin datos de tráfico de la zona

Vista área de la conexión entre Ciudad Naranco y la rotonda de Luis Oliver
Vista área de la conexión entre Ciudad Naranco y la rotonda de Luis Oliver

Oviedo

Los vecinos de Ciudad Naranco llevan décadas reclamando una solución a los problemas de tráfico de la zona. Un recorrido por el barrio cualquier día de la semana permite comprobar que sus quejas están justificadas, ya que los atascos para acceder a la AS-II o al centro de la ciudad a través de Nicolás Soria llegan a ser desesperantes. Llevan años esperando, pero no quieren que un error en la decisión elegida acabe condenando el futuro del monte Naranco. Por ello, rechazan rotundamente la construcción de un túnel que atraviese la montaña, una de las opciones planteadas por Fomento y la favorita del alcalde Alfredo Canteli. Desde Activa Ciudad Naranco argumentan que el estudio informativo elaborado por el ministerio, tal y como reconocen desde el gobierno, no dispone de datos fiables de tráfico. La asociación ha elaborado un informe detallado de la situación que incluye ocho medidas con las que, a su juicio, se podría descongestionar el tráfico sin perforar el Naranco. 

La primera actuación que contribuirá a reducir los atascos en el barrio es la ampliación de Nicolas Soria. La obra ya está adjudicada y supondrá que se pase de los tres carriles actuales a cinco. Los trabajos provocarán que la situación empeore a corte plazo, pero una vez concluida -12 meses después de su inicio- aliviará la situación. Pero este es un punto que ya se da por hecho, por lo que las alternativas de Activa son para la Ronda Norte.

La rotonda de Luis Oliver es la que sufre más cambios en la propuesta vecinal. En primer lugar, proponen dos actuaciones en los accesos a ese enclave, una en la calle Quevedo y otra en Ernesto Winter Blanco. En la primera se trataría de «modificar el sentido actual de los carriles de circulación haciendo que ambos se dirijan hacia la calle Ernesto Winter Blanco». Este cambio encaja con los planes de ampliación del túnel de la calle Nicolás Soria y, según la asociación, aumentaría la capacidad de circulación de esa calle eliminando el cuello de botella que se produce en este punto.

En la calle Ernesto Winter Blanco la mejora consistiría en «el desdoblamiento del actual trazado para conseguir un vial de 4 carriles, 2 carriles de bajada y 2 de subida. Esta obra es idéntica a la que se va a llevar a cabo en Nicolás Soria, por lo que técnicamente es posible».

Turboglorieta en Luis Oliver

Además de los cambios en las inmediaciones, Activa también plantea modificaciones en la propia glorieta de Luis Oliver. «Este punto soporta mucho tráfico y parece que su diseño no se adapta a la realidad del flujo diario de vehículos» explican para razonar su propuesta. En concreto, proponen la modificación de la calle Maria Josefa Canellada, la construcción de un carril de acceso directo a la AS-II desde la avenida del Cantábrico y la posible construcción de un tercer carril interior. La última de las actuaciones sería la propia transformación de esta en una turboglorieta, lo que supone básicamente «el repintado de las marcas viales que permitan dirigir el flujo de vehículos de forma óptima». Esta propuesta implicaría el cambio de sentido del carril de entrada a la calle Maria Josefa Canellada para convertirlo en un carril de salida. A cambio la zona ganaría más de 10 plazas de aparcamiento al convertir el carril derecho de esa calle en una zona de aparcamiento en batería.

Propuesta vecinal para reducir el tráfico en Ciudad Naranco
Propuesta vecinal para reducir el tráfico en Ciudad Naranco

Un paso elevado. Otra de las soluciones que proponen los vecinos es aplicar el mismo modelo que el usado para la rotonda situada en la AS-17 que reparte el tráfico entre Lugones, La Fresneda y la salida hacia la A-66 sobre la que cruza la carretera AS-266, que comunica Lugones con La Fresneda. En el caso de la rotonda de Luis Oliver el tráfico que circularía por los carriles elevados sería el que transita entre la AS-II y la calle Jesús Sáenz de Miera.

Conexión de la AS-II con la A-66

Las dos grandes vías de alta capacidad que soportan la mayoría del tráfico de Asturias no están conectadas a pesar de que sus trazados se cruzan, explican desde Activa Ciudad Naranco. La AS-II y la A-66 se cruzan es el kilómetro 10 de la AS-II, donde pasa por encima de la A-66. Y esta es la última intervención que proponen: «unir estas dos vías en este punto supondría un salto cualitativo en lo que a conexiones se refiere porque terminaría de crear una red de carreteras que conectaría las 3 ciudades más importantes en cuanto a población: Oviedo, Gijón y Avilés», concluyen desde la asociación. 

Comentarios

Las ocho propuestas vecinales para reducir el tráfico en Ciudad Naranco sin la Ronda Norte