El ayuntamiento aprueba las ordenanzas fiscales para 2020

El proyecto sufre unas pequeñas modificaciones respecto al aprobado inicialmente por petición de los técnicos municipales

Pleno del Ayuntamiento de Oviedo
Pleno del Ayuntamiento de Oviedo

Oviedo

El Ayuntamiento de Oviedo ha aprobado las Ordenanzas Fiscales, Precios Públicos y Prestaciones Patrimoniales para 2020, un proyecto que ya había sido aprobado en un pleno extraordinario celebrado el 1 de octubre pero que ha sufrido unas pequeñas modificaciones a petición de los técnicos municipales, lo que ha motivado la repetición de la votación en sesión plenaria.

Al igual que en la primera ocasión, la propuesta ha contado con el apoyo de los concejales de PP y Ciudadanos, que han recibido las críticas de Vox, que se ha abstenido en la votación, así como de los ediles del PSOE y Somos Oviedo, que han votado en contra. El concejal de Economía, Javier Cuesta, ha defendido que el proyecto de ordenanzas fiscales presentado por el equipo de Gobierno «garantiza que los servicios municipales puedan ser financiados con los ingresos de las tasas municipales».

Respecto a las críticas de la oposición, se ha dirigido a PSOE y Somos Oviedo para afirmar que el «caos económico» que marcó su gestión durante cuatro años tuvo como consecuencia la pérdida de concejales en las pasadas elecciones, enviando a dichos grupos a la oposición municipal. Asimismo, ha emplazado a estos concejales a abandonar la oposición «ponzoñosa y la verborrea repetitiva» que convierten cada discusión sobre el proyecto económico de Oviedo en «el día de la marmota».

Para la edil socialista Ana Rivas, la modificación del proyecto de ordenanzas refleja el «caótico proceso» que ha llevado a cabo el equipo de Gobierno en este asunto, así como «la incongruencia» existen entre «lo que decían y lo que han hecho». En este sentido, ha recordado que el bipartito prometió rebajas fiscales en campaña electoral, aunque esa rebaja solo se ha producido en el IBI diferenciado, que afecta a 225 propietarios con valores catastrales superiores al millón de euros.

A este respecto también se ha pronunciado el concejal de Somos Oviedo Rubén Rosón, que ha acusado al bipartito de aumentar la recaudación por tasas al mismo tiempo que recorta los servicios municipales, convirtiendo a Oviedo en una ciudad «más desigual». Además, le ha recordado a los grupos de gobierno que durante cuatro años exigieron la eliminación de la plusvalía, una vía por la que el ayuntamiento aumentará la recaudación en 2020 y que demuestra que «han engañado a sus votantes».

Algo en lo que ha coincidido la portavoz de Vox, Cristina Coto, que ha recordado al grupo Ciudadanos que calificó dicha tasa como «el impuesto de la muerte», y que sigue presente en un proyecto de ordenanzas fiscales «falto de ambición» pero que cuenta con la abstención de su grupo por «el peculiar contexto dejado por el tripartito», informa EFE.

En la sesión de también se ha aprobado el personamiento del ayuntamiento como demandado en el procedimiento ordinario sobre la autorización de compatibilidad del concejal de Economía, Javier Cuesta, y sobre la denegación del turno de palabra por alusiones a la edil de Somos Oviedo Ana Taboada, en la sesión plenaria del 3 de septiembre. Ambas proposiciones han contado con el voto a favor de todos los grupos a excepción de Somos Oviedo, cuya portavoz, Ana Taboada, se ha enzarzado en una discusión con el edil de Personal, Mario Arias.

El único punto del día que ha contado con el apoyo de todos los grupos ha sido la constitución del Consejo Escolar Municipal, una propuesta que se ha saldado sin intervenciones de los concejales ovetenses.

Comentarios

El ayuntamiento aprueba las ordenanzas fiscales para 2020