El bipartito eliminará todos los bancos arcoíris de la Escandalera

El ayuntamiento aprovechará la reforma de la céntrica plaza para renovar el mobiliario

Bancos de la Escandalera, Oviedo
Bancos de la Escandalera, Oviedo

Oviedo

¿Seguirán siendo los bancos de la Escandalera de color arcoíris después de la reforma de la plaza? «No». La respuesta, de fuentes municipales, es escueta pero contundente. No hay lugar a la especulación y zanja uno de los debates abiertos desde la llegada del bipartito -PP y Ciudadanos- al equipo de gobierno municipal. El ayuntamiento aprovechará la inminente reforma de la céntrica plaza -no hay fecha definitiva- para sustituir el mobiliario actual. «Todos los bancos serán iguales y no serán arcoíris», matizan las mismas fuentes.

Los asientos de la Escandalera serán sustituidos por otros «más ergonómicos y que encajen mejor con la estética actual», afirman desde el ayuntamiento. Las mismas fuentes defienden que este modelo de bancos estaban bien en la década de los 80, pero que la ciudad ha cambiado y que con las peatonalizaciones y cambios en las calles «han quedado desfasados».

La renovación del mobiliario empezará con la reforma de la Escandalera, pero se extenderá a más puntos. Aunque todavía está por decidir los puntos exactos, la sustitución de bancos se realizará en «puntos clave de la ciudad, especialmente en el centro».

Reforma de la Escandalera

En cuanto a la reforma de la plaza, existen discrepancias dentro del equipo de gobierno. Mientras que unas fuentes aseguran que será una obra de calado, que saldrá a licitación pública y que, por lo tanto, tardará más tiempo en empezarse, otras fuentes defienden que se adjudicará con un contrato menor -inferior a 50.000 euros- y que se realizará en 15 días. Hasta el momento, lo único claro es que todavía no se ha llevado a Junta de Gobierno y, por tanto, no hay fecha de inicio para los trabajos.

En los que sí que coinciden las dos fuentes consultadas es en el objetivo de la reforma. Su intención es que sea un espacio más accesible y «se habilitarán rampas» para conseguirlo. Además, su propósito es mejorar la salida del parking, donde coincide el tránsito de los peatones con el de los coches.

Críticas del PSOE

El grupo socialista ve el cambio de bancos en La Escandalera «una agresión inadmisible» a los valores «más elementales» de la tolerancia, la convivencia y el respeto hacia todas las personas y, por tanto, constituye también «una agresión a Oviedo». Por ello, exige al bipartito que la remodelación de la plaza de La Escandalera no acabe con los bancos arcoíris que se han convertido en «un signo de identidad del carácter abierto, tolerante e inclusivo» de Oviedo. «Un equipo de gobierno que dice estar obsesionado con potenciar los atractivos de Oviedo ahora destruye uno sin argumentos», alegan.

A su juicio, el bipartito «ha vuelto a dejarse arrastrar por las peticiones de la ultraderecha más radical» que ha presentado varias iniciativas en los últimos meses pidiendo expresamente que los bancos de La Escandalera volvieran a su color original. «Camuflan sus verdaderas intenciones bajo el pretexto de una reforma exprés de La Escandalera», añaden.

Comentarios

El bipartito eliminará todos los bancos arcoíris de la Escandalera