Almacenes Guisasola, en venta por 5,3 millones

El local del histórico negocio ovetense lleva diez años cerrado y ocupa una superficie de 1.100 metros cuadrados en dos plantas

Una de las dos fachadas de Almacenes Guisasola, que sigue tal como estaba cuando cerró, hace diez años
Una de las dos fachadas de Almacenes Guisasola, que sigue tal como estaba cuando cerró, hace diez años

Abierto en la calle Melquíades Álvarez desde principios de los años 40 del siglo pasado, Almacenes Guisasola fue uno de los negocios mayoristas importantes de Oviedo, pero echó el cierre hace diez años y así ha seguido desde entonces. Su último gestor fue Francisco Martínez-Guisasola, que se retiró del negocio familiar cuando cumplía 75 años, después de más de cinco décadas dedicadas a él.

Interior del local de los históricos Almacenes Guisasola, que no ha tenido ningún otro uso desde su cierre
Interior del local de los históricos Almacenes Guisasola, que no ha tenido ningún otro uso desde su cierre

Ahora, los propietarios del local han decidido ponerlo a la venta por 5,3 millones de euros. El precio parece alto para quien no conoce el antiguo almacén, pero es que el tamaño engaña desde la calle, puesto que la fachada de Melquíades Álvarez no es muy larga. Sin embargo, el interior es muy amplio: el almacén atraviesa toda la manzana y tiene otra fachada por la calle Campoamor, junto a la basílica de San Juan, por lo que ocupa en total 1.100 metros cuadrados en dos plantas. No se hizo reforma alguna, por lo que permanece como estaba cuando se cerró.

Almacenes Guisasola fue en su momento un negocio muy próspero, fundado en la dura posguerra, en diciembre de 1940, por Constantino, Francisco y José Martínez-Guisasola (abuelo, padre y tío del último gerente, Francisco), en un momento de gran expansión de la venta de textil por la gran necesidad de consumo y la escasez.

Entrada de Almacenes Guisasola en la calle Melquíades Álvarez, que sigue tal como estaba cuando cerró hace diez años
Entrada de Almacenes Guisasola en la calle Melquíades Álvarez, que sigue tal como estaba cuando cerró hace diez años

Al principio vendía como mayorista casi de todo para el comercio rural, desde calzado hasta sombreros de paja, pero hacia los años 60 ya estaba especializado en textil, que distribuía para pequeñas tiendas de toda Asturias. En 1973 murieron los propietarios en un accidente, por lo que Guisasola y su tío tuvieron que hacerse cargo de la empresa, que llegó a tener 40 empleados.

Comentarios

Almacenes Guisasola, en venta por 5,3 millones