Los arquitectos recurren la licitación de las piscinas municipales

El Colegio se queja de que se exija un ingeniero como requisito en un proyecto «que es competencia exclusiva de un arquitecto»

Una de las piscinas municipales de Oviedo
Una de las piscinas municipales de Oviedo

El Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias (COAA) ha recurrido la licitación del Ayuntamiento de Oviedo relativa a las piscinas municipales. Tras la revisión de su pliegos, la oficina de concursos propuso su impugnación, por dos motivos: la inclusión de un ingeniero como parte del equipo mínimo, sin especificar su rama de especialidad, y la condición de esa titulación como requisito de solvencia técnica.

Respecto de la primera cuestión, además, «el COAA había solicitado una aclaración al ayuntamiento que, hasta la fecha, no ha sido resuelta», señalan fuentes del colegio. «Parece imprescindible, cuando menos, la definición de qué orientación específica debía tener el ingeniero incorporado al equipo, al ser manifiesto que algunas de ellas son completamente ajenas al objeto del proyecto», afirman.

El COAA también discute «la legalidad» de la inclusión de un ingeniero en el equipo mínimo de un proyecto y dirección de obra que cree de competencia exclusiva de un arquitecto. «Su inclusión, a la postre, o resulta contraria a la norma, o resulta redundante e innecesaria», aún cuando, reconocen, el ayuntamiento tiene potestad para considerarlo como un criterio más de adjudicación.

Según la dirección del COAA, previo asesoramiento de su oficina de Concursos, la licitación representa una oportunidad de someter dicha cuestión a un órgano que, «aunque de naturaleza administrativa, tiene un alto grado de especialización en esta materia, como es el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales».

Comentarios

Los arquitectos recurren la licitación de las piscinas municipales