El ayuntamiento recorta su presupuesto para cumplir con la regla de gasto

El pleno aprueba la detracción de 3,9 millones de las cuentas anuales después de haber movilizado 21 millones para el Plan de Recuperación Económica y Social

Javier Cuesta, concejal de Economía, durante el pleno telemático del Ayuntamiento de Oviedo
Javier Cuesta, concejal de Economía, durante el pleno telemático del Ayuntamiento de Oviedo

Oviedo

El Ayuntamiento de Oviedo ha aprobado en su pleno ordinario la detracción de 3,9 millones del presupuesto municipal, de los cuales 500.000 corresponden a la Fundación Municipal de Cultura, para cumplir con la regla de gasto, después de haber movilizado 21 millones de euros para el Plan de Recuperación Económica y Social de Oviedo, con el que el Consistorio pretende paliar los efectos de la pandemia. La propuesta ha salido adelante con los 16 votos a favor de PP, Ciudadanos y Vox, la abstención de los 8 ediles del PSOE y los 3 votos en contra de Somos Oviedo.

El concejal de Economía, Javier Cuesta, ha defendido la necesidad de realizar este recorte para cumplir con el Plan Económico Financiero, ya que la incorporación de 5,9 millones de euros del remanente de tesorería al Plan de Recuperación Económica y Social de Oviedo, cuyo presupuesto global es de 21 millones, sitúa el compromiso presupuestario «por encima de la regla de gasto». A su juicio, esta medida supone un «ejercicio de responsabilidad» del equipo de Gobierno, que devolverá al presupuesto «a la senda de gasto que obliga la normativa», tras la aprobación de un plan que ayudará a «combatir los efectos de la pandemia».

Sin embargo, la concejala del PSOE Ana Rivas ha acusado al bipartito de «intentar enmascarar este recorte tras la pandemia», cuando en realidad responde al incumplimiento de la regla de gasto del presupuesto de 2019, como refleja los informes de intervención que «esconde» y sobre los que «niega el contenido». Asimismo, ha subrayado que el plan de recuperación incluye medidas que propuso su formación, con un presupuesto similar que incluye un remanente que «era ilegal» según el equipo de Gobierno, del que ha criticado su «orgullo, falta de humildad y prepotencia».

A estas críticas se ha sumado el concejal de Somos Oviedo Rubén Rosón, que ha calificado a Cuesta de «mentiroso e hipócrita» por utilizar el remanente de tesorería después de asegurar que era «ilegal» y de criticar al tripartito por haberlo incluido en sus proyectos presupuestarios. Además, ha lamentado que el Gobierno municipal vaya a recortar 3,9 millones de euros en plena pandemia, «cuando más se necesitan los recursos para salir de la crisis», y cuando el ayuntamiento dispone de cerca de 70 millones de euros entre remanente de tesorería y superávit.

Cuesta ha respondido a las críticas de la oposición, a la que ha afeado su «poca o ninguna vergüenza» para criticar el cumplimiento de una «obligación legal» que viene derivada de una situación excepcional. Respecto a las acusaciones de Rivas, ha insistido en que el informe de Intervención concluye que el presupuesto de 2019 cumple con la regla de gasto enmarcada en un Plan Económico Financiero diseñado por el tripartito y que Rosón dejó «en un cajón de forma miserable» para que lo sacara adelante el siguiente equipo de Gobierno, que lo aprobó por «responsabilidad» a pesar de no estar de acuerdo con él.

El único grupo de la oposición que ha apoyado esta propuesta del bipartito ha sido Vox, que ha votado a favor al entender que es «la ineludible obligación del ayuntamiento» cumplir con la regla de gasto, a pesar del «sinsentido» que supone realizar estos recortes cuando se dispone de «decenas de millones de euros» de remanente de tesorería y superávit, ha declarado su portavoz, Cristina Coto, informa EFE.

Comentarios

El ayuntamiento recorta su presupuesto para cumplir con la regla de gasto