La ópera de Oviedo planta cara al virus

D.R.

OVIEDO

Cartel de la ópera 'Madama Butterfly' en Oviedo.
Cartel de la ópera 'Madama Butterfly' en Oviedo. ÓPERA DE OVIEDO

Arranca con prevención y un 40% de aforo en el teatro Campoamor la temporada más atípica del festival ovetense

07 sep 2020 . Actualizado a las 13:51 h.

En el Teatro Campoamor acaba de arrancar la temporada número 73 del festival de ópera ovetense, uno de los más atípicos (como casi todo este año) debido a la covid-19. Por una vez, el protagonismo estará tanto en las tablas como en las butacas, puesto que las medidas de contención de la pandemia obligan a medidas excepcionales: 600 personas de aforo, poco más del 40% de la capacidad de la sala.

El inicio fue protagonizado el pasado día 4 de septiembre por un programa doble de dos «pequeñas joyas líricas», según los organizadores: L´heure espagnole, de Maurice Ravel, y Les mamelles de Tirésias, de Francis Poulenc. Aún restan las sesiones de mañana y de los días 10 y 12 de este mes.

El díptico francés supone el esperado regreso al Campoamor de dos de las figuras más aclamadas y asiduas de la temporada ovetense: El director de orquesta Maximiano Valdés, en su reencuentro en el podio con la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (OSPA), y el asturiano Emilio Sagi en la dirección escénica. Sagi celebra durante la temporada 20/21 el 40 aniversario del inicio de su carrera internacional como director de escena, en 1980, con La Traviata.