El bipartito congela los precios públicos y reduce impuestos como el IBI

El equipo de gobierno saca adelante las ordenanzas de tributos, precios públicos y prestaciones patrimoniales para 2021 con críticas de la oposición, que le acusa de una subida encubierta de las tasas

Pleno municipal en el Ayuntamiento de Oviedo
Pleno municipal en el Ayuntamiento de Oviedo

Oviedo

El Ayuntamiento de Oviedo ha aprobado las ordenanzas de tributos, precios públicos y prestaciones patrimoniales para 2021, que contemplan la congelación de los precios públicos y la reducción de tasas como el IBI, con una bajada del 4%, aunque lo ha hecho con las críticas de PSOE y Somos Oviedo, que han acusado al concejal de Economía, Javier Cuesta, de tratar de ocultar una subida «cuasigeneralizada y encubierta» de las tasas municipales. La propuesta ha salido adelante en el pleno municipal con los votos a favor de PP y Ciudadanos, aunque ha contado con el rechazo de PSOE, Somos Oviedo y Vox.

En su intervención, Cuesta ha defendido que la propuesta del equipo de Gobierno mejora las condiciones de fraccionamiento y aplazamiento de tributos para facilitar el pago a los ciudadanos, al incrementar todos los plazos. Asimismo, ha resaltado que las nuevas ordenanzas contemplan un descenso en las tasas municipales, así como bonificaciones para empresas, pymes y autónomos, especialmente en sectores como el comercio o la hostelería, con bonificaciones del 25% en el impuesto de terrazas, entre otras medidas. También ha hecho hincapié en la bajada del 4% del IBI, que se sitúa en el 0,56% en el tipo general y en el 1% en el caso del IBI diferenciado.

Sin embargo, esta propuesta ha sido criticada por los grupos de la oposición, especialmente por el PSOE y Somos Oviedo, que han alertado de que supone una subida cuasigeneralizada, y en algunos casos encubierta, de las tasas municipales. La concejala socialista Ana Rivas ha criticado que el equipo de Gobierno haya presentado este proyecto como «una muestra de su compromiso con la reducción fiscal», cuando en el fondo se trata de una subida «encubierta o explícita», ya que las reducciones «son solo para algunos sectores». Rivas ha reconocido que se han mejorado las condiciones de fraccionamiento y aplazamiento de los pagos, aunque ha lamentado que no se haya reducido la presión fiscal a la ciudadanía, ya que la bajada del IBI se queda «en cero» con la subida del valor catastral.

En la misma línea han ido las críticas del edil de Somos Oviedo Rubén Rosón, que ha denunciado una subida «cuasigeneralizada» de las tasas municipales, como el IBI, la recogida de basuras o los servicios funerarios, planteando rebajas «solo para las pistas de pádel» y en el IBI diferenciado a los grandes tenedores. A su juicio, se trata de un «Robin Hood a la inversa», ya que el ayuntamiento «mete la mano en el bolsillo de los más necesitados para perdonar a los que más tienen».

Esta propuesta tampoco ha convencido a Vox, ya que «las reducciones no llegan a la proporcionalidad del daño sufrido» y son «impropias del tiempo de pandemia en el que vivimos», ha señalado su portavoz, Cristina Coto, que ha calificado de «rácana» la bajada del IBI y la rebaja de la tasa de terrazas. En este sentido, Cuesta ha reconocido que «el esfuerzo debería haber sido mayor», aunque ha incidido en que «la ambición fiscal» que tenía prevista el equipo de Gobierno ha tenido que ser «matizada» por las circunstancias.

Respecto a las críticas de los grupos de izquierda, les ha acusado de «mentir» al negar la bajada del IBI y del resto de tasas, destacando que el ayuntamiento ha hecho un esfuerzo «sin parangón» en este aspecto, informa EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El bipartito congela los precios públicos y reduce impuestos como el IBI