Los arquitectos reclaman reconocimiento para De la Guardia

El COAA pide al ayuntamiento que rectifique su rechazo al nombramiento del urbanista como hijo adoptivo

El paseo del Bombé con el quiosco de De la Guardia en 1902, unos doce años después de su inauguración
El paseo del Bombé con el quiosco de De la Guardia en 1902, unos doce años después de su inauguración

El Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias ha pedido al ayuntamiento de Oviedo un ejercicio de «reflexión y reconsideración» y que valore serenamente el nombramiento del arquitecto Juan Miguel de la Guardia Ceinos como Hijo Adoptivo de la Ciudad, una distinción que fue propuesta por el grupo Vox y rechazada en la última comisión de Economía municipal por PP y Ciudadanos.

Alfonso Torre, decano del COAA, explica que «resulta incomprensible que se deniegue tal distinción a alguien que fue arquitecto municipal de la ciudad y que ha dejado su huella en forma de reconocidos edificios de Oviedo».

Del lápiz de Juan Miguel de la Guardia Ceinos han salido obras tan emblemáticas para la ciudad de Oviedo como el kiosco de la música del paseo del Bombé, Villa Magdalena, la plaza de Trascorrales, la Plaza de Toros, el colegio La Luna u otras, desaparecidas, como el Palacete de Concha Heres o la antigua casa de José González Herrero. «Es el creador de gran parte de la ciudad tal y como hoy la conocemos», explica José Ramón Puerto, vicedecano y vocal de Cultura del COAA, que añade que su legado se extiende al resto del Principado. Suyas son, por poner un ejemplo, las Escuelas Dorado de Sama.

Con esa trayectoria profesional y su trabajo al servicio del municipio, explica Torre, «el reconocimiento como hijo adoptivo de la ciudad está más que justificado. Se saldaría así la deuda tenemos con el arquitecto que ha proyectado muchos de los edificios más conocidos de Oviedo», concluye.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los arquitectos reclaman reconocimiento para De la Guardia