¿Y si la Fábrica de Gas volviera a dar energía?

Una cooperativa y diseñadores industriales proponen que la Popular Ovetense se reconvierta en un espacio educativo y al mismo tiempo generador de renovables

Ecobulevar de Vallecas (Madrid), una propuesta de energías renovables que proponen para la Fábrica de Gas de Oviedo
Ecobulevar de Vallecas (Madrid), una propuesta de energías renovables que proponen para la Fábrica de Gas de Oviedo

La Fábrica de Gas de Oviedo no es un lugar único. Otros complejos industriales similares se han reconvertido en interesantes proyectos, como la Fábrica del Sol en Barcelona o el Ecobulevar en Vallecas (Madrid). Eso es lo que proponen desde la Cooperativa asturiana de energía renovable Allumar y la Asociación de Diseñadores Industriales de Asturias DiDA, un diseño que aúne la conservación del patrimonio y el uso de energías renovables.

Los representantes de la cooperativa, José Resano y de DiDA, José A. Álvarez, piensan en ese sentido en «un espacio educativo sobre energías renovables, medioambiente y sostenibilidad» que permitiría «el intercambio de ideas para avanzar hacia la autosuficiencia energética, la sostenibilidad y el medio ambiente urbano, desde el momento de la propia rehabilitación del espacio».

Su idea es convertir el Gasómetro «en una estructura viva que genere aire y electricidad sostenible, con plantas colgantes y capaz de aprovechar el agua pluvial para su riego, placas fotovoltaicas para generar electricidad, dispositivos de aprovechamiento de la ventilación natural, bombas de calor, etc.»

Se trataría de una serie de dispositivos técnicos integrados, explican, que servirían de divulgación e inspiración para quien necesite usarlos en sus proyectos, y también para dinamizar la economía local, ya que debería contar con el asesoramiento y la colaboración de las empresas punteras en el desarrollo de la cultura de la sostenibilidad.

En este sentido, creen que se podrían utilizar materiales de bioconstrucción y «criterios de ecodiseño que permitan una perfecta integración en el entorno». Sería un espacio, señalan, que podrían utilizar estudiantes, empresas y público en general, interesados en conocer «los recursos y las prácticas necesarias para hacer frente a los retos de la ciudad del futuro» y al mismo tiempo servir como «lugar de encuentro y de juego, que tanta falta hacen en la ciudad».

En opinión de Allumar y DiDA, «Las instituciones públicas, y concretamente las administraciones locales, tienen una responsabilidad que va más allá de gobernar, y es la de dar ejemplo, apoyo e ideas».

La fábrica de gas de Oviedo, afirman, es un espacio que ha jugado un papel histórico en el aprovechamiento energético y que ahora puede completar su ciclo con las energías renovables. De hecho, está ligada a la producción de energía en Oviedo desde inicios del siglo XX: gas de alumbrado, de fuerza motriz y también albergó el primer generador eléctrico de la ciudad por iniciativa de Policarpo Herrero en 1899. «Creemos que su historia no se ha acabado aquí, que debe tener continuidad en el siglo XXI».

 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

¿Y si la Fábrica de Gas volviera a dar energía?