El Principado advierte de que la ley prohíbe exaltar la dictadura en el callejero

El Gobierno asturiano recuerda la legislación después de que un juez inste a restituir en Oviedo nombres franquistas en 17 calles

Dos operarios trabajan en la sustitución de la placa de la calle 19 de Julio, en el centro de Oviedo, en aplicación de la ley de Memoria Histórica por parte del Ayuntamiento de Oviedo
Dos operarios trabajan en la sustitución de la placa de la calle 19 de Julio, en el centro de Oviedo, en aplicación de la ley de Memoria Histórica por parte del Ayuntamiento de Oviedo

El Gobierno asturiano ha recordado hoy que la Ley de Memoria Democrática aprobada en 2019 prohíbe expresamente incluir en el callejero asturiano nombres que exalten al franquismo, a sus dirigentes o a las organizaciones que sustentaron la dictadura y está tramitando la contratación de un grupo de expertos «plural e independiente» para elaborar un estudio sobre la vinculación con la dictadura de personas que dan nombre a vías de la región.

Dicho documento servirá de base para abrir las actuaciones correspondientes cuando se vulnere la ley, según ha informado el Ejecutivo asturiano después de que el titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Oviedo instara al Ayuntamiento de la capital asturiana a restituir antes del 5 de marzo con su nombre anterior las 17 calles con nombres vinculados a la dictadura franquista modificadas por el anterior gobierno municipal.

El artículo 48 de la Ley señala que será considerada contraria a la memoria democrática y a la dignidad de las víctimas «la exhibición pública de escudos, insignias, placas y demás objetos o menciones, como el callejero, inscripciones y otros elementos adosados a edificios públicos o situados en la vía pública, realizados en conmemoración, exaltación, legitimación, justificación, enaltecimiento individual o colectivo del golpe militar de 1936 y del franquismo».

Dicha prohibición se hace extensiva además en el caso de los dirigentes o de las organizaciones que sustentaron al régimen dictatorial «o en general de cualquier organización contraria a los principios democráticos» y obliga a las entidades locales a adoptar las medidas necesarias «para proceder a la retirada o eliminación» de dichos elementos.

El juez decidió anular el cambio de denominación de las 17 calles al considerar que los actos administrativos en los que se basó el tripartito no era conformes al ordenamiento jurídico ya que el grupo de trabajo constituido para asesorar sobre el cambio y del que formaba parte el entonces alcalde, Wenceslao López, se creó «para evitar el pluralismo y dar una apariencia de motivación».

La providencia, contra la que cabe interponer recurso, deniega cualquier aplazamiento en la ejecución en la sentencia que anuló el cambio del callejero y que fue declarada firme después de que el actual equipo de gobierno municipal del PP y Ciudadanos descartara recurrir el fallo.

Tras conocer la resolución judicial, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Oviedo y concejal de Ciudadanos, Ignacio Cuesta, ha lamentado que el «sectarismo» con que actuó el PSOE desde el gobierno municipal en el anterior mandato impida ahora renombrar las calles de la ciudad que siguen dedicadas «a una dictadura que tanto dolor causó a tanta gente».

«Obviamente no nos gusta, creemos que es algo que debería haberse superado ya. Pero los tribunales han hablado y hay que acatar lo que dictaminan, aunque sea consecuencia de la negligencia con que se hicieron las cosas en el mandato anterior», ha señalado Cuesta; informó EFE.

Podemos Asturies considera que Oviedo volverá a contar de nuevo en sus calles con nombres vinculados al franquismo por la «falta de liderazgo, responsabilidad e iniciativa» del Gobierno que preside Adrián Barbón, al que ha responsabilizado de no hacer cumplir la Ley de Memoria Democrática aprobada por el parlamento autonómico hace dos años.

Para el diputado de Podemos Rafael Palacios y la portavoz de Somos en el Ayuntamiento de Oviedo, Ana Taboada, la responsabilidad se extiende también al actual equipo de gobierno de la capital asturiana (PP y Ciudadanos) por mirar hacia otro lado y no aplicar la noramativa vigente.

Según Taboada, después de más de un año desde que entró en vigor la ley asturiana de Memoria Democrática, el Ayuntamiento sigue sin cumplir con ella, hace dejación de funciones y «mira hacia otro lado de manera intencionada».

«No estamos en una democracia plena en Oviedo», ha subrayado la edil de Somos, que ha criticado también que se vaya a someter a la ciudadanía a un cambio en la denominación de unas calles que dentro de poco deberán volver a ser cambiadas para cumplir con la normativa vigente.

Palacios ha incidido en la misma posición y ha pedido al Ejecutivo autonomico que haga cumplir con la ley aprobada en 2019 y que posibilita la retirada de las placas que haya en homenaje a personas asociadas al franquismo.

En su opinión, el equipo de gobierno municipal de Oviedo se está aprovechando también de la falta de liderazgo del Gobierno de Barbón para no cumplir con la ley «cuando no hay ninguna disculpa» para que se ponga en marcha y aplique en todo el territorio.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Principado advierte de que la ley prohíbe exaltar la dictadura en el callejero