El Principado lanza un aviso a Canteli sobre el callejero franquista

La Voz

OVIEDO

La consejera de Presidencia del Principado de Asturias, Rita Camblor
La consejera de Presidencia del Principado de Asturias, Rita Camblor JL Cereijido

El Gobierno lamenta la imagen negativa que supone reponer calles franquistas en Oviedo. Este mes estará listo un informe que determinará si las denominaciones incumplen la ley

06 abr 2021 . Actualizado a las 20:20 h.

La consejera de Presidencia, Rita Camblor, ha lamentado hoy la negativa imagen que da Asturias cuando su capital, Oviedo, repone en su callejero el nombre de dirigentes vinculados a la dictadura franquista y ha garantizado que el Gobierno hará cumplir la ley autonómica de Memoria Histórica respetando los procedimientos y sin saltarse ningún plazo.

Camblor ha hecho estas afirmaciones en su respuesta en el pleno de la Junta General del Principado a una pregunta del diputado de Podemos Rafael Palacios sobre las medidas que adoptará el Gobierno para que el Ayuntamiento de Oviedo cumpla la normativa regional, aprobada en 2019, y que prohíbe incluir en el callejero asturiano nombres que exalten al franquismo, a sus dirigentes o a las organizaciones que sustentaron la dictadura.

No obstante, el equipo de gobierno municipal ha procedido a renombrar las 17 nombres cuyo cambio de denominación fue anulado en una sentencia que obligaba a restituirlos al considerar que la decisión adoptada en el mandato de PSOE, Somos e IU no era conformes al ordenamiento jurídico, una resolución judicial que ahora han renunciado a recurrir PP y Ciudadanos.

De esta forma, según el parlamentario de Podemos, dos años después de la aprobación de una ley autonómica que obligaba a retirar toda la simbología franquista y medio siglo después de restaurada la democracia, en Oviedo «se vuelve a cambiar el nombre de Federico García Lorca en las calles para devolvérselo al general Yagüe, el carnicero de Badajoz».

Palacios ha instado al Gobierno a aplicar «con contundencia y rigor» la ley y a obligar a hacerlo a un Ayuntamiento de Oviedo «que escupe sobre la memoria histórica y se mofa del sufrimiento de cientos de miles de personas», una actitud que supone «una vergüenza» para la capital del Principado, para Asturias y para España entera al recuperar el nombre de «fascistas y asesinos».

En su respuesta, Camblor ha asegurado que el Ejecutivo no se quedará «impasible» ante el posible incumplimiento de la Ley de Memoria Democrática, pero ha recordado que en el caso de cuatro de las 21 calles cuyo nombre fue cambiado por el anterior gobierno municipal y a las que en 2020 se repuso el nombre de General Yagüe, Yela Utrilla, Fernández-Ladreda y Marcos Peñarroyo se está todavía pendiente de la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

En el caso de las diecisiete vías restantes, cuya denominación se ha restablecido estos días, el Gobierno ha encargado un informe a especialistas de la Universidad de Oviedo, que estará elaborado este mes y que determinará si sus denominaciones incumplen la ley, ha apuntado Camblor.

A continuación, y de forma paralela a la constitución del Consejo de la Memoria Democrática del que formarán parte entidades memorialísticas y todos los grupos parlamentarios, el Gobierno podrá abrir el procedimiento para cambiar el nombre de las que incumplan la ley antes de dictar, si procede, una resolución instando al Ayuntamiento a hacerlo en un plazo de seis mese o a recurrir a los tribunales.