Los nombres de calles repuestos en Oviedo comparten la intención de «legitimar el régimen franquista»

Un informe suscrito por todos los profesores del área de Historia Contemporánea de la Universidad de Oviedo incide en que dichos nombre fueron asentándose con la voluntad de que el callejero se convirtiera «en lugar de memoria franquista»

Un operario trabaja en la sustitución de la placa de la calle 19 de Julio, en el centro de Oviedo, en aplicación de la ley de Memoria Histórica por parte del Ayuntamiento de Oviedo
Un operario trabaja en la sustitución de la placa de la calle 19 de Julio, en el centro de Oviedo, en aplicación de la ley de Memoria Histórica por parte del Ayuntamiento de Oviedo

Oviedo

Los diecisiete nombres de otras tantas calles de Oviedo repuestos por el equipo de gobierno municipal (PP y Cs) en aplicación de una sentencia judicial que anuló el proceso seguido para modificarlos comparten «un espíritu común de evocación y apología de la sublevación militar de julio de 1936 y de legitimación del régimen franquista».

Así figura en las conclusiones de un informe suscrito por todos los profesores del área de Historia Contemporánea de la Universidad de Oviedo que incide en que dichos nombre fueron asentándose en momento distintos y sin un plan conjunto detallado, pero con la voluntad de que el callejero de las distintas ciudades se convirtiera «en lugar de memoria franquista». El documento alude al conjunto de calles cuyo nombre fue modificado por el anterior equipo de gobierno (PSOE, Somos e IU), un cambio anulado por los tribunales al considerar que los actos administrativos en los que se basó el tripartito no eran conformes al ordenamiento jurídico, ya que el grupo de trabajo constituido para asesorar sobre el cambio se había creado «para evitar el pluralismo y dar una apariencia de motivación».

El pasado mes de abril, el ayuntamiento restableció su denominación anterior a esas 17 calles atendiendo a una providencia dictada por el juzgado en la que denegaba el aplazamiento de la ejecución de la sentencias solicitado por el consistorio el pasado mes de enero. No obstante, el Gobierno asturiano ya había avanzado que, una vez que se conociese el contenido del informe que encargó a especialistas de la Universidad de Oviedo, abriría un procedimiento para pedir al ayuntamiento el cambio de nombre de las calles que incumpliesen la ley autonómica de Memoria Democrática en un periodo máximo de seis meses.

El documento lo ha hecho público el concejal socialista en el Ayuntamiento de Oviedo Ricardo Fernández que se ha preguntado «qué les hace falta al PP y a Ciudadanos para dejar de pleitear y actuar para que Oviedo deje de ser un hazmerreír nacional y cumpla con las leyes de Memoria». «No sé cuántos expertos e informes tienen que hablar para que el gobierno del señor Canteli vuelva a un mínimo sentido común y retire del callejero la memoria de una dictadura», ha subrayado Fernández tras incidir en que el PP «no ha perdido ni una sola oportunidad de pleitear para evitar que la dignidad retornara a las calles de Oviedo».

Al margen de estas 17 vías, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias tiene pendiente pronunciarse sobre los casos de las calles General Yagüe, Yela Utrilla, Fernández-Ladreda y Marcos Peñarroyo, cuyas denominaciones también fueron cambiadas y se repusieron en 2020, informa EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los nombres de calles repuestos en Oviedo comparten la intención de «legitimar el régimen franquista»