Oviedo estrena su nueva policía de barrio

Quince agentes en prácticas patrullan ya por las calles del Oviedo Antiguo y La Corredoria

El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, y el concejal de Seguridad Ciudadana, José Ramón Prado, saludan a los nuevos policías locales que se incorporan al servicio de Policía de Barrio
El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, y el concejal de Seguridad Ciudadana, José Ramón Prado, saludan a los nuevos policías locales que se incorporan al servicio de Policía de Barrio

Oviedo

La capital asturiana ha estrenado este martes la Policía de Barrio con la presencia de 15 agentes en prácticas en las calles del Oviedo Antiguo y La Corredoria para reforzar la seguridad especialmente de las personas más vulnerables, como colectivos de personas mayores o menores en riesgo.

El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, y el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Oviedo, José Ramón Prado, han presentado en la Plaza de la Catedral a los quince agentes de la Policía Local en prácticas que se incorporarán al servicio. Canteli ha asegurado que su puesta en marcha escenifica el compromiso electoral del PP, y, por ello, la jornada de hoy es «un día importante para Oviedo y para toda la corporación» porque, en su opinión, «era una necesidad».

Prado ha explicado que la plantilla estará integrada por 44 agentes, 35 nuevos y otros nueve que proceden de movilidad de otros puntos de Asturias. Aunque inicialmente se ha elegido el Oviedo Antiguo y La Corredoria para su puesta en marcha, posteriormente esta iniciativa se irá extendiendo al resto de los barrios de la ciudad.

Los agentes realizarán sus funciones en horario de mañana y tarde -de 8:30 a 14:30 y de 15:00 a 22:00 horas- y, según ha indicado Prado, no está previsto ampliarlo a la noche. Prado ha destacado que esta iniciativa supone «un paso más en busca del objetivo trazado, una apuesta firme y una promesa electoral cumplida».

El objetivo es que los agentes vayan conociendo la idiosincrasia de cada barrio ovetense y que los vecinos se vayan acostumbrando a su presencia, porque así se sentirán «más atendidos y seguros», ha afirmado, y con su diagnóstico facilitarán conocer en cada momento qué operativo es necesario en cada barrio. Los agentes harán «de todo», ha subrayado el edil, incluidas las funciones de tráfico, y está previsto que participen en el operativo de seguridad de las fiestas de la Ascensión.

Prado ha incidido en que Oviedo es una ciudad «bastante segura», donde no hay motivo de alarma porque no hay una delincuencia que actualmente preocupe a la corporación, ya que la Policía Local sigue controlando las fiestas y el cumplimiento de la normativa anticovid, ha corroborado. El alcalde, por su parte, ha preferido ser cauto sobre las medidas que esta mañana anunciará el Principado una vez que decaiga el estado de alarma «para esperar a ver qué decide» y ha dicho que él personalmente está «deseando que abra la hostelería en mejor horario», informa EFE

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Oviedo estrena su nueva policía de barrio