Siete campanas de Oviedo para abrir la Semana de las Artes

La Voz

OVIEDO

El músico Llorenç Barber ha coordinado el repique con la voz solista de la campana de la Catedral de Oviedo, la «Wamba», fundida en 1219 y considerada la más antigua del mundo en activo.

05 jun 2021 . Actualizado a las 10:27 h.

Siete campanas ubicadas en edificios emblemáticos del casco histórico de Oviedo han tañido en la noche de este viernes de forma simultánea en un concierto que invitaba a los ciudadanos a moverse por las calles en busca de ecos, retumbos y repiques y que ha servido como prólogo de la primera Semana Profesional de las Artes de la capital asturiana.

Durante 45 minutos el músico Llorenç Barber ha coordinado el repique en los campanarios de las iglesias de San Isidoro, San Tirso y Santa María de la Corte, el Monasterio de San Pelayo, el Ayuntamiento y el edificio histórico de la Universidad con la 'voz solista' de la campana de la Catedral de Oviedo, la «Wamba», fundida en 1219 y considerada la más antigua del mundo en activo.

Junto a Montserrat Palacios, Barber, que ha contado con la colaboración de varias decenas de voluntarios para hacer sonar las campanas a la vez, había recomendado a quienes quisieran seguir el concierto dejar «las prisas y los motores apagados» para atender al sonido de un concierto en el que no debían esperarse «melodías y ritmos conocidos y banales», dado que era tan solo «un concreto sonar de viejas campanas al aire».