La «casa de los horrores» de Ciudad Naranco: ratas y suciedad junto al colegio Loyola

Vecinos de Activa Ciudad Naranco piden al ayuntamiento que obligue a los propietarios a limpiar la parcela y arreglar la cerca

La llamada «casa de los horrores», en la calle Menéndez Pelayo de Oviedo de Ciudad Naranco, junto al colegio Loyola
La llamada «casa de los horrores», en la calle Menéndez Pelayo de Oviedo de Ciudad Naranco, junto al colegio Loyola

Hace mucho que la casa de la calle Menéndez y Pelayo 30, en Ciudad Naranco, está deshabitada. Construida a principios de los años 50, cuando el barrio era poco más que una zona de prados y el colegio Loyola estaba empezando a crecer justo al lado, fue quedando atrás frente a la expansión en forma de altos edificios. Aún sobreviven, no obstante, otras casas en buen estado junto a los bloques de vecinos.

El problema es que ese chalet, que los vecinos llaman con razón «la casa de los horrores» está ahora muy deteriorado. Y no es solo la pésima imagen lo que les preocupa, sino la suciedad, con todo lo que ello conlleva (ratas, palomas muertas…), y el mal estado de la cerca de hierro. Caída en algunos puntos, supone un peligro para los peatones.

Un aspecto del tejado de la casa abandonada en la calle Menéndez Pelayo de Oviedo, por la que se quejan los vecinos de Ciudad Naranco
Un aspecto del tejado de la casa abandonada en la calle Menéndez Pelayo de Oviedo, por la que se quejan los vecinos de Ciudad Naranco

Según señala una portavoz de la asociación vecinal Activa Ciudad Naranco, Marisa Álvarez, «es una zona de mucho tránsito de estudiantes y de peatones, justo donde está la parada de autobuses… ¿hace falta un accidente para que se haga algo?».

El colectivo ya envió dos peticiones por registro al ayuntamiento para que tome cartas en el asunto, la primera en 2019 y la segunda el pasado año, pero «no se ha hecho nada y cada vez va peor», dice Álvarez.

También se reunieron con el concejal Luis Pacho, que les aseguró que el consistorio estaba ya intentando ponerse en contacto con la propiedad del chalet para que haga los arreglos pertinentes. De momento, no tienen novedad en este aspecto.

Según Álvarez, en algún momento antes del confinamiento por la covid-19 el chalet fue vendido a una empresa y hubo una intención de adecuarlo o construir una residencia de ancianos, pero de ese proyecto tampoco saben nada. Mientras tanto, la «casa de los horrores» sigue dando dolores de cabeza a los vecinos.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La «casa de los horrores» de Ciudad Naranco: ratas y suciedad junto al colegio Loyola