Quejas por el abandono de muebles en la calle

D.R.

OVIEDO

Enseres viejos abandonados en la calle, en la zona de Valentín Masip de Oviedo
Enseres viejos abandonados en la calle, en la zona de Valentín Masip de Oviedo

Vecinos de la zona de Valentín Masip denuncian la carencia de puntos de recogida de residuos como aceite usado, aparatos eléctricos o bombillas

01 sep 2022 . Actualizado a las 11:49 h.

Vecinos de la zona de Valentín Masip denuncian el «frecuente» abandono de muebles y enseres en el entorno de los contenedores de reciclaje, donde solo deben depositarse plásticos y envases, vidrio y papel y cartón. Sin embargo, señalan, «hay gente que abandona de todo: colchones, enseres de casa y hasta muebles» en lugar de avisar a los servicios municipales para que los recojan.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Además, señalan los vecinos, «solo hay un punto de recogida selectiva para una zona muy amplia, por lo que se satura muy a menudo, y no incluye otros contenedores necesarios como los de aceite usado, bombillas, madera, metales o aparatos eléctricos». Para ello hay que desplazarse en coche hasta un punto limpio «tan lejano como el de Espíritu Santo», razón por la que periódicamente aparecen todo tipo de objetos en la calle o se depositan donde no corresponde.

«Queremos reciclar, pero el ayuntamiento y Cogersa no nos lo ponen nada fácil», señalan. En cuanto a la ropa usada, dicen, «es una pena que solo se ocupe Cáritas de su gestión, cuando podría hacerlo algún organismo público».

Dejar basura o enseres en la calle fuera de los cubos o contenedores es, además, un acto punible. La ordenanza municipal actualizada hace un año impone multas de 750 hasta 45.000 euros para las comunidades que no separen para el reciclaje, según la gravedad de la infracción. Y en el caso que se ve en la imagen de esta noticia, es decir, abandonar basura en la vía pública, la infracción puede conllevar una multa de hasta 1.500 euros.

Eso como poco, porque en el caso de otras infracciones como vertidos o residuos con deterioro grave para el medio ambiente, la multa podría llegar a la cifra de 1,75 millones de euros. Esto se ha regulado pensando principalmente en grandes vertidos realizado por empresas, más que en la acción individual de particulares. También es obligatorio recoger los excrementos de los perros y limpiar con agua el lugar en el que orinen, según recoge la ordenanza.