Carlos Llaneza: «Aspiro a contagiar la pasión que tengo por Oviedo a todos los ovetenses»

Luis Fernández
Luis Fernández REDACCIÓN

OVIEDO

Carlos Fernández Llaneza, en el Naranco
Carlos Fernández Llaneza, en el Naranco

El candidato a las primarias del PSOE explica los motivos por los que decidió presentarse y su visión de los principales retos a los que se enfrenta la ciudad

03 oct 2022 . Actualizado a las 13:35 h.

Carlos Llaneza se declara un enamorado de Oviedo. Concejal del PSOE entre 2003 y 2007, ha decidido dar un paso al frente para contagiar esa pasión a los ovetenses con el objetivo de recuperar la alcaldía para los socialistas. Para ello, primero tendrá que ganar en las urnas a unos compañeros de partido de los que dice que, aunque cada uno defiende su proyecto, «a grandes rasgos, nos une más de lo que nos separa».

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

-¿Qué le ha llevado a volver a la primera línea de la política municipal 15 años después?

-Tres razones. Primero, que un grupo de compañeros me vienen animando desde hace tiempo, y eso es de agradecer. Segundo, que es un desemboque lógico. Llevo muchos años con inquietudes sociales, formando parte de asociaciones de vecinos, de festejos, de Manos por el Naranco, y llevo 10 años escribiendo artículos en prensa cada semana sobre Oviedo, dando charlas, conferencias… Cuando ves la oportunidad y te encuentras esta situación, debes decidir. Además, hay una tercera razón, más personal, que es por honrar la memoria de mi padre, que siempre se dedicó a los vecinos de Vallobín. Durante 8 años fue alcalde barrio, siempre militó en el PSOE y su ejemplo perdura. De él me viene esa percepción de la política como servicio.

-¿Le costó mucho decidirse o llevaba tiempo barajando la posibilidad?

-No es una decisión fácil porque supone una responsabilidad grande. Pero creo que cuando tienes la convicción de que Oviedo merece la pena, es más sencillo. Este trabajo de estos años de investigar, escribir, te lleva a conocer, sentir y entender la ciudad. A quererla mucho más. Cuando alguien quiere algo es más fácil implicarse en su defensa. Tuve muchas dudas, pero lo hago movido por la pasión que tengo por Oviedo y con no poca ilusión.