Julen Lopetegui: «El 6-1 a Argentina ya es pasado»

Insiste en que la goleada «no tiene relevancia en lo que pueda suceder en el Mundial»

;
Julen Lopetegui: «El 6-1 a Argentina ya es pasado» Insiste en que la goleada «no tiene relevancia en lo que pueda suceder en el Mundial»
A. Bravo (Dpa)
DPA

La llegada de Lopetegui (Asteasu, Guipúzcoa, 1966) tras los fiascos del Mundial pasado y la última Eurocopa sirvió para relanzar a la selección, que no ha perdido un solo partido desde la llegada del entrenador. Los resultados acompañan a España de la mano del que fue técnico de las categorías inferiores de la selección y del Oporto, pero también el juego del equipo ha vuelto a enamorar a unos aficionados que han recuperado la ilusión en su equipo.

- Participó como jugador en el Mundial de 1994. ¿Qué le genera ahora como técnico?

- Los que amamos el mundo del fútbol siempre hemos crecido con los Mundiales. Tener la oportunidad de dirigir al equipo de tu país en un Mundial es maravilloso, al igual que para los chicos poder participar es algo difícil de superar. El sentimiento que prevalece por encima de todos es el de la ilusión.

- Portugal será el primer rival de España en Rusia. ¿Cómo se frena a Cristiano Ronaldo?

- Es Portugal y es Cristiano. Cristiano juega con un equipo detrás. Respetamos las cualidades de un rival que, en este caso, tiene a uno de los jugadores únicos de la historia del fútbol mundial y que, además, ofreció una versión fantástica en los dos últimos años. Eso hará todavía más potente a su selección, pero nosotros trataremos de combatirlo con la única manera que sabemos hacer: con nuestro fútbol, con nuestro colectivo, con nuestro estilo de juego, y jugando un gran partido.

- ¿Cree que se habla poco de Irán y Marruecos, sus otros dos rivales del grupo? ¿Pueden ser más peligrosos de lo que se piensa?

- Nosotros interiormente hablamos mucho. Irán es, de largo, el mejor equipo de Asia de los últimos seis años. En el último Mundial, Argentina sufrió mucho para ganarle. Es una selección que lleva siete años con el mismo entrenador (Carlos Queiroz). Va a ser un equipo dificilísimo. Y Marruecos es parecido. Tiene un talento individual muy importante, y esta generación más. Nos enfrentamos al campeón de Europa, al mejor equipo de Asia y al mejor equipo africano.

- ¿De qué sirve el 6-1 frente a Argentina para el Mundial?

- No, no... Eso es pasado ya. El pasado sirve para aprender, para ver lo que uno ha hecho bien, lo que uno tiene que mejorar y para olvidarse rápido y prepararse para lo que viene. Eso lo tenemos muy claro. Los últimos amistosos que hemos tenido los hemos intentado aprovechar para seguir creciendo y consolidando cuestiones. El resultado que hemos obtenido no tiene ningún tipo de relevancia en lo que pueda suceder en Rusia. Allí los partidos empezarán 0-0 y tendremos que ganarlos en el terreno de juego contra el rival que tengamos y no por lo que hayamos hecho anteriormente.

- ¿Cree que Argentina se podrá recuperar del golpe?

- Sin ninguna duda. Igual que nosotros sacamos nuestras conclusiones, Argentina sacará sus conclusiones y seguramente serán positivas. No tengo ninguna duda de que Argentina será uno de los grandísimos equipos del Mundial. No me cabe ninguna duda.

- En su momento Alemania ha seguido un estilo que tuvo a España como precursora. ¿Qué puede imitar España ahora de Alemania?

- Alemania no ha imitado a España. Lo que ha hecho es evolucionar, crecer y ser un equipo extraordinario a todos los niveles. Pero no imitar. Las imitaciones no funcionan. Uno tiene que crecer y Alemania ha tenido una evolución fantástica de sus propios jugadores y de su sentimiento del juego, respetando las condiciones que siempre ha tenido. La resultante es lo que hemos visto: un equipo extraordinario, con muchísima capacidad colectiva e individual y, además, con diferentes maneras tácticas de enfocar los partidos. Esa riqueza también se consigue con un entrenador que ha estado muchísimo tiempo al mando. Empezó Klinsmann, siguió Löw y han conseguido de Alemania un equipo que cuando lo ves es muy bueno.

- Löw lleva más de una década en la selección alemana. ¿Le gustaría construir un proyecto así?

- Yo creo que la continuidad en cualquier proyecto es deseada por todos los entrenadores, porque es la manera de consolidar muchísimos conceptos y de evolucionarlos. Y en una selección incluso más, porque tienes muy poco tiempo para trabajar con los chicos. Al tener menos tiempo de interactuación, tienes que aprovechar, por lo que tener más tiempo te va a dar más posibilidades. Yo creo que Alemania es merecedora de lo que está consiguiendo.

«La definición del tiquitaca es muy simple y un equipo tiene que mejorar y crecer»

El fútbol de España se fundó a partir de una espléndida generación de mediocampistas que convirtió el dominio del balón en un mantra innegociable. Los éxitos en el Mundial 2010 y las dos Eurocopas consecutivas, la del 2008 y el 2012, maravillaron al mundo entero, al tiempo que dieron alas a un estilo que se denominó tiquitaca antes de convertirse en el sello innegociable de la selección, pero no en su única forma de afrontar los partidos.

- Ante Argentina, el gol de Iago Aspas llegó después de un pelotazo de 70 metros de David de Gea. ¿Es esta España más que el tiquitaca?

- La definición del tiquitaca es muy, muy simple. Al final el fútbol tiene muchísimas cuestiones y un equipo tiene que tratar de mejorar y de crecer. Cuanto más completo sea y más capacidad tenga un equipo, mejor será. Evidentemente, nosotros tratamos de evolucionar y de crecer sin despreciar ninguna fortaleza que podamos potenciar como equipo.

- ¿Cree que este Mundial de Rusia será el más parejo de los últimos años?

- Todos los Mundiales son igualados. Va a ser un Mundial muy equilibrado, porque cada vez los equipos llegan mejor preparados. Todas las selecciones. Esa evolución y el formato de la competición hacen que las distancias se acorten. Estoy convencido de que se va a ver muy buen fútbol. Con el nivel de futbolistas y de equipos que va a haber en Rusia, se verá sin duda un fútbol de altísimo nivel.

- ¿Añora entrenar a un club y el día a día?

- El seleccionador también tiene el día a día. Mucha gente lo desconoce, pero es diferente. Al final, la labor de un seleccionador también es entrenar y preparar los equipos para ganar. Tu ventana de intervención sí que es menos frecuente, pero se vuelve mucho más intensa. La vertiente del entrenador de club, que compite cada tres días, es apasionante. Pero también lo es la del seleccionador, que tiene la suerte en este caso de clasificarse para un Mundial.

Comentarios

Julen Lopetegui: «El 6-1 a Argentina ya es pasado»