El Mundial se reinicia sin la campeona

Tras 15 días tensos, el torneo vuelve a empezar con Alemania como única favorita eliminada y un cuadro en teoría despejado para España, que solo vería a los grandes en una hipotética final

.

Durante 15 días de fútbol el Mundial de Rusia se ha coloreado de un puñado de matices inesperados. Pero 48 partidos después, y pese a todos los sobresaltos que han sacudido a la mayoría de los favoritos, solo consumaron una desgracia: ha caído la campeona. Porque el torneo vuelve en realidad a empezar ahora, con una historia rica en ganadores que escribieron en renglones torcidos su camino por la tantas veces anodina fase de grupos. La única que no puede redimirse es Alemania, que pagó la baja forma de sus referentes y confirmó los peores síntomas que había transmitido ya en los amistosos previos al viaje a Rusia. Al margen de la vuelta a casa de Joachim Löw y en menor medida la eliminación de la Polonia de Lewandowski, en la lista de 16 países de octavos apenas se cuelan sorpresas tras una fase de grupos muy animada pero que no consumó la hecatombe de las grandes potencias. La noticia la brinda la descompensación del cuadro de eliminatorias, con España en una zona despejada, ya que solo se encontraría en una hipotética final con alguna de las cuatro selecciones que lucen la estrella en su pecho y viajan por la parte contraria: Brasil, Argentina, Francia y Uruguay, con el añadido de la campeona de Europa, Portugal.

ESPAÑA-RUSIA

El peligro de no hacer nada y el posible plus del anfitrión

España resistió al despido de Lopetegui, pero a Hierro todavía se le espera. La selección dio la cara contra Portugal apenas un par de días después de quedarse sin seleccionador. Pero ha ido empeorando a medida que el sustituto para el banquillo aplaza la toma de decisiones. Nada definitivo para un grupo de jugadores tan versátil como capaz de corregir el rumbo. España tendrá mañana enfrente a la anfitriona. Más allá del posible plus de jugar en casa y su convincente papel ante rivales de segunda fila como Arabia y Egipto, pocos países en octavos tienen un nivel tan bajo como el de la selección rusa. Así lo demostró Uruguay.

CROACIA-DINAMARCA

Modric como bandera

Por regularidad y estilo, Croacia ha sido de lo mejor del Mundial hasta hoy. Alrededor de Modric y Rakitic todo parece fluir en una selección que hasta rindió plagada de suplentes en el trámite ante Islandia. Dinamarca comparece como una superviviente: inferior en el triunfo ante Perú, incapaz de ganar a Australia y entregada al pacto de no agresión con Francia para conformarse con ser segunda de grupo.

suecia-suiza

Dos tapados: uno explota su verticalidad y otro, su equilibrio

Suecia, la misma que dejó fuera del Mundial a Italia, explota un fútbol vertical, con Toivonen y Berg como referencias. Llega a octavos con el aval de partidos solventes ante México y Corea del Sur y la agónica derrota ante Alemania. Pero enfrente tendrá a uno de los equipos más regulares de cuantos se han visto en Rusia. Suiza no deslumbra por nada, pero tampoco se equivoca. No perdió ni ante Brasil, pero en octavos tendrá que rehacer su zaga sin dos fijos como los sancionados Lichtsteiner en el lateral derecho y Schär en el eje.

COLOMBIA-INGLATERRA

Duelo de estilos

El fútbol alegre de Colombia encontró premio a última hora para convertirse en primera de grupo. Su propuesta desenfadada nace en la línea de media puntas que forman Quintero, Cuadrado y James, con Falcao en punta y Yerry Mina para cabecear lo que haga falta, como ayer contra Senegal. Disfruta con el balón. La nueva generación de Inglaterra también cuida la pelota, pero además juega con una marcha más. Aunque tiene una pinta fabulosa, sus recientes fiascos rebajan su favoritismo.

francia-argentina

Eficacia funcionarial y un páramo alrededor de Messi

Una tan discreta y la otra tan excesiva. Francia se clasificó sin brillo, pero con holgura. Tiene tanto donde elegir ?Dembelé, Mbappé, Pogba, Griezmann, Matuidi, Giroud?, que Deschamps se dedica a rotar jugadores, aunque no a todos. Al menos ha evitado los líos que con frecuencia le acompañan en las fases finales. Todo lo contrario sucede con Argentina, donde nunca antes estuvo tan discutida la figura del entrenador. Incapaz de rodear a Messi con una mínima lógica, Sampaoli planea repetir el once que ganó con agonía a Nigeria. Salvo vuelco radical, nadie cuenta con la albiceleste en las últimas rondas.

uruguay-portugal

Cancheros contra Cristiano

Uruguay tiene algo que le falta a Portugal, un grupo de jugadores competitivos con el que rodear a un killer (o dos) en punta, como Cavani y Suárez. La campeona de Europa mira a un Cristiano que, como soltó Cesc, marcó a balón parado, de penalti y por un error. En dos grupos sencillos, Uruguay lució solvencia y Portugal pasó de milagro.

BRASIL-MÉXICO

El equilibrio de la canarinha

Con el brillo de Neymar llegó Brasil a Rusia, donde la ha liderado la clase de Coutinho. Equilibrada por una línea de tres mediocentros fiables, cuesta generarle peligro a una selección que tarde o temprano golpea, como en el grisáceo triunfo ante Serbia. Enfrente espera el México de Vela, Lozano y Chicharito, respondón hasta que se estrelló contra Suecia.

BÉLGICA-japón

Exuberancia contra corrección

Armada con un batallón de llegadores deslumbrantes como De Bruyne, Hazard y Mertens por detrás de Lukaku, resulta imposible dudar del ataque de Bélgica, pero está por ver su cuajo ante un grande con más ganas de amargarle que las de Inglaterra ayer. Japón ofrece su aseada imagen de las últimas décadas, pero parece faltarle talento para plantarse en las últimas rondas.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El Mundial se reinicia sin la campeona