Polémica en La Fresneda: ola de denuncias por la altura de los setos

La portavoz de Ciudadanos en Siero se reúne con un grupo de vecinos de La Fresneda denunciados por el ayuntamiento por no cortar sus setos

Vecinos protestan delante de un seto
Vecinos protestan delante de un seto

La altura de los setos en las viviendas de La Fresneda ha puesto en pie de guerra a los vecinos. Un grupo de fresnedinos ha sido denunciado por la concejalía de Urbanismo. Los afectados, que hasta el momento rondan el medio centenar, han recibido un requerimiento para que en un plazo de siete días corten sus cierres vegetales al entender que exceden lo estipulado en la normativa vigente.  

La portavoz del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Siero, Patricia Martín, se reunió con los vecinos, que manifestaron su sorpresa y disconformidad con la sanción al considerar que se les está aplicando de manera injusta la norma, ya que sus viviendas no están situadas al nivel de la calle, sino que muchas se encuentran levantadas sobre muros de contención, elevándose algunos de ellos entre uno y cuatro metros de altura. Por lo que, según los vecinos, explica Martín «siempre se superarán los 2.50 metros de altura y se podría llegar a la incongruencia de no poder contar ningún cierre exterior».  

Tras reunirse con algunos de los afectados, la edil naranja trasladó a la concejal de Urbanismo, Susana Fernández, sus quejas, y la instó a encontrar el equilibrio entre la aplicación de la normativa municipal y el sentido común. «Me consta el buen hacer de los técnicos municipales y del interés de los vecinos por cumplir la normativa», ha señalado Martín. «Si he querido trasladar esta problemática a la responsable de esta área, es porque todos queremos que la norma se aplique con sentido común y poder atender con equidad a las excepcionalidades de aquellos cuya vivienda no está al ras de la vía pública y aun así han sido denunciados». 

«Si la normativa está sujeta a interpretaciones», prosigue «habrá margen de mejora, y si no para esto están las instituciones. En los próximos meses se entregarán nuevas viviendas en esta población», y «todos deberían saber qué pueden o no pueden hacer».  

Finalmente, la portavoz ha instado al equipo de gobierno a acometer este tipo de controles en el otoño, ya que la gran mayoría de los cierres de La Fresneda son coníferas plantadas por la promotora en el momento de la entrega de las viviendas y muchos de estos setos han tardado más de 10 años en crecer.  «Los vecinos están alarmados porque quieren acatar los requerimientos y los jardineros les están advirtiendo de que, si podan en primavera, lo más probable es que las plantas no sobrevivan», concluye Martín, quien confía en que llegue a una solución que satisfaga a ambas partes.  

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Polémica en La Fresneda: ola de denuncias por la altura de los setos