Este es el estilo Meghan

ES UNA «AMERICAN WOMAN», y los expertos dicen que se nota. Sus estilismos siempre tiran al «working», con un punto práctico y poco encorsetado que se agradece. Analizamos los puntos fuertes de sus looks. ¿Puede compararse con Kate?

Meghan YES

Ha nacido el estilo Meghan. Un estilo menos encorsetado y más práctico que el de la mayoría de los miembros de las casas royal. Abrigo largo, cruzado o de solapa; bolso de asa; botas arrugadas y melena al viento son sus claves. «Ella es sencilla, y de partida no tiene mal gusto», dice la bloguera y estilista Mar Gago. La autora del blog Sé qué ponerme dice que hay que pensar que Meghan es americana. «Y ellas son más working girls, más prácticas, utilizan menos adornos y son más de melena».

Nada que ver con su cuñada, Kate Middleton. «Kate estilísticamente siempre va guapa. Las prendas son imposibles, pero a ella siempre la ves bien, y ese es el logro del estilismo», zanja Gago, que cree que son incomparables: «Son tan diferentes, tanto física como estilísticamente, que no se pueden comparar. Incluso es probable que se apoyen y se lleven bien». De momento, asegura la experta, no lo está haciendo nada mal. «Lo único que haría sería retirarle la raya al medio con el pelo liso y los blancos nucleares, de los que abusa un poco. Eso sí, ya veremos qué tal cuando lleguen los actos oficiales, porque tiene que readaptarse a la situación», señala. Seguiremos atentamente cómo lo hace.

Meghan YES

PUDO VESTIRSE MEJOR

NO DIO UNA...

En su primera aparición, para más inri la de su pedida, Meghan no acertó demasiado. El abrigo, blanco, «le ensuciaba la cara, se la endurece y le echa años porque el blanco nuclear no va con su tonalidad cálida», explica Gago, que también critica su peinado: «Debería llevar la raya al lado y las ondas a la altura de las orejas para dulcificar sus facciones. Mejor que no lleve el pelo liso». Los zapatos tampoco le convencen. «No es un calzado para una mujer joven. Le quedan grandes, y esas cruces le acortan la pierna», indica la estilista. Esta vez, la nota es un suspenso.

Meghan YES

UN ACIERTO TOTAL

GUAPA A RABIAR

En su último acto oficial acertó de pleno. Ella, de tonalidad cálida de otoño, tuvo en el camel y el marrón a sus mejores aliados para estar favorecida al máximo. Lleva bien el sombrero, dice la estilista Mar Gago, «porque coloca el lazo hacia un lado y la melena hacia el otro». Las botas, muy de tendencia, son arrugadas: «No es muy alta, por lo que le ayudan a alargar su silueta ópticamente». Este es su segundo bolso de asa, lo que le da un punto desenfadado, y también su segundo abrigo «wrap» o bata. Es posible que quiera decir: ‘Yo repito’, en otro intento de normalidad.

Meghan YES

BIEN DE AZUL

SOBRIA Y ACTUAL

El abrigo azul marino es el gran triunfador de este look. «El azul le va mucho mejor que el negro, y la forma desestructurada le queda muy bien con las botas», señala Gago, que añade que el detalle de llevarlas arrugadas «le da un toque de informalidad». El bolso, de nuevo de asa, le queda bien a la silueta y aporta un punto de diseño con un gran juego de colores. Eso sí, una vez que se quita el abrigo, la estilista advierte de que la falda la llevaba demasiado alta, acortándole el tórax. Aún así, iba muy guapa en su primer acto tras el compromiso.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Este es el estilo Meghan