Los mitos sobre las vacunas: no es mejor pasar la varicela

La Sociedad Española de Pediatría de Primaria publica un manual para aclarar dudas a los padres

.

Santiago / La voz

Los padres están familiarizados con los calendarios de vacunación de sus hijos, pero aun así surgen dudas y preguntas sobre ellos. Además, en la sociedad de la información los datos contradictorios y sin contrastar son frecuentes. De ahí que la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria de Atención Primaria haya publicado un manual de vacunas para padres en el que, además de otros temas, desmiente mitos y creencias.

Efectos secundarios

Infinitamente menores a los beneficios. Las vacunas se someten a controles rigurosos antes de comercializarse, y el beneficio es infinitamente superior al riesgo. Por ejemplo, es mil veces más probable sufrir una complicación neurológica por padecer el sarampión que por vacunarse.

¿Y si no hay enfermedad?

Hay que vacunarse igual. En los países desarrollados hay patologías que disminuyeron mucho o casi desaparecieron por las vacunas, pero los agentes infecciosos siguen en otras partes del mundo. Ya se notificaron casos de enfermedades importadas de otros lugares, y esto puede volver a hacer reaparecer la patología si hay población no vacunada.

Las fiestas de la varicela

No existe ningún beneficio en padecer una enfermedad. La frase «es mejor pasar la varicela que vacunarse de ella» no es infrecuente, pero es totalmente falsa. No existe ningún beneficio en tener una enfermedad, y de hecho las vacunas interactúan con el sistema inmunitario para que tenga una respuesta similar a la que provocaría la enfermedad, pero con la gran diferencia de no padecerla, evitando complicaciones muy importantes e incluso la muerte.

Muerte súbita y vacunas

Ninguna relación. La única conexión entre la vacuna de la difteria, el tétanos y la tosferina -que es la que se vinculó con la muerte súbita- y estos fallecimientos es el tiempo, es decir, este medicamento se administra en la edad en la que suele producirse la muerte súbita en los lactantes, pero esta ocurriría igual.

El autismo

Otra conexión temporal. La administración de la triple vírica -sarampión, rubeola y parotiditis- no tiene ninguna relación con la aparición del autismo, sino que, como ocurre con la muerte súbita, simplemente el diagnóstico de la enfermedad suele darse en la edad de la vacunación.

El mercurio

Ninguna lo contiene. Las vacunas que se suministraban en dosis múltiples solían contener mercurio. En realidad, la cantidad de mercurio presente en la leche materna es muy superior a la que podía recibir un lactante a quien le hubiesen puesto dudas las vacunas con este componente, pero dada la alarma social ya no hay ninguna con mercurio.

Teorías higienistas

No provocan más enfermedades infecciosas. Esta teoría defiende que aumentan las patologías infecciosas por la vacunación, al alterar el sistema defensivo. No hay evidencia que demuestre esta relación, ni de que crezcan los casos de asma.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Los mitos sobre las vacunas: no es mejor pasar la varicela